Actualizado hace: 9 horas 14 minutos
Pobres diablos  canadienses
Pobres diablos canadienses
Por: Johnny Medranda Mera

Viernes 13 Junio 2014 | 11:00

Nos enorgullece que nuestra selección ecuatoriana participe en el mundial de fútbol Brasil 2014. El fútbol para nuestra cultura es el deporte favorito y uno de los generadores de ingresos más grandes del mundo, repartidos en pocas manos.

Sus actores principales, los futbolistas, se convierten en ídolos nacionales e internacionales gracias a arduos entrenamientos y mucho sacrificio físico y mental. 
Eso paga muy bien, ya que los futbolistas que son parte de equipos de renombre ganan ingresos casi parecidos a los de estrellas de cine. Irónico pensar que un padre de familia fanático a este deporte tenga que a veces hasta prestar dinero o recortar su quincena de compras familiar para poder ir al estadio a ver a su equipo favorito. 
Mientras que el futbolista en la chancha por ese solo partido se puede estar llevando como ingreso miles o decenas de miles de dólares y en el proceso tener un estilo de vida que solo lo tienen el 5 al 10% de los habitantes de este planeta. 
Pero ese es el resultado de la verdadera naturaleza humana. Superación, dedicación, disciplina, amor, pasión y tantas otras que sirven de combustible diario para aquellos que alcanzan sus metas en la vida. 
También hay que ver el lado oscuro de este esquema. 
En Ecuador, cuántos campeonatos de fútbol existen comparados a concursos o campeonatos inter colegiales o inter universitarios que estimulen el desarrollo de las ciencias, de las artes, humanidades, etcétera? 
Al parecer estas cachas permanecen casi vacías. 
Podemos también observar que muchos de estos talentosos futbolistas aprovechando su alto nivel de popularidad incursionan en la política, llegando a obtener cargos ministeriales, secretarías y concejalías. 
Estos talentosos deportistas sin algunas veces tener estudios superiores van a legislar leyes económicas, tributarias, laborales, de seguridad, ambiental y de salud. 
Cómo vamos a tener un exitoso y sostenible marco de desarrollo económico y social bajo los posibles resultados de tal legislación? 
Con mucho respeto a estos talentosos deportistas y muchas veces, comediantes incluidos, el futuro de una nación debe estar en manos de profesionales altamente preparados en materias relacionadas a sus cargos dentro del gobierno o del Estado. Un político se hace desde las bases y su popularidad crece en función a cuanto bien le hayan hecho a su comunidad mas no en cuantos goles han marcado ni a cuanta gente hayan hecho reír. 
Leí algo chistoso por ahí que me hizo reflexionar en este tema: 
“Los Canadienses no van al mundial de fútbol Brasil 2014!. Estos pobres diablos tendrán que contentarse con todos sus premios Nobel ganados en medicina, química, física, paz, economía, etcétera, todas sus nuevas tecnologías patentadas y uno de los niveles de vida más altos en el mundo”. 
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: