Actualizado hace: 8 horas 49 minutos
Hoy se cumplen 119 años de la Revolución Liberal, legado del "Viejo Luchador"

Hace 119 años, Ecuador fue el escenario de un pro­ceso de transformación social, el cual marcó su historia.

Jueves 05 Junio 2014 | 10:04

Por esta razón, cada 5 de junio se conmemora el triunfo de la Revolución Liberal, comandada por el general Eloy Alfaro Delgado, contra el régi­men oligárquico que gobernaba el país en ese en­tonces.
Y fue en Chone donde el 5 de mayo de 1895 se pro­clamó a Alfaro Jefe Su­premo de la República, ra­tificado el 5 de junio en Guayaquil.
La revolu­ción fue respuesta al avance oligárquico representado por el ascenso al poder de Ignacio de Veintimilla y su intención de declararse dictador, por lo que comenzaron a surgir movimientos revo­lucionarios. 
“La venta de la bandera en 1894 fue el detonante para que se lleve a cabo la Revolución Liberal”, indi­ca el historiador Leonardo Falconí. 
El legado de esta revolu­ción en lo político fue funda­mental­mente la in­corpo­ración de de­rechos y garantías políticas y civiles en la Constitución, la separación del Esta­do y la Iglesia fundando modernas instituciones civiles. 
Se dio la creación de la educación laica pública, la conculcación del tributo indígena y la prisión por deuda, el impulso a los artesanos y gremios, la in­corporación de la mujer al trabajo público, la nacio­nalización de los bienes de la Iglesia Católica. 
Obras físicas de magni­tud en la construcción de la integración nacional, la conectividad y el merca­do interno fueron el telé­grafo y el tren trasandino. 
Parte de una coincidente legitimidad. Este proceso económico político tiene a Alfaro nacido localmen­te, con lo cual nosotros como herederos debemos haber sido la provincia con mayor avance evo­lutivo sobre el proceso Alfarista, explica el histo­riador. 
PRONUNCIAMIEN­TOS. “Varios pueblos del litoral, motivados por juntas revolucionarias, se pronunciaron a favor de la revolución en 1895”, dice la historiadora aca­démica Tatiana Hidrovo. “El primer pueblo que de­claró a Alfaro Jefe Supre­mo del Ecuador fue Cho­ne, el 5 de mayo de 1895. Las juntas revoluciona­rias de Vinces, Santa Rosa, Olmedo, Bellavista, Baba, Machala y otros se suma­ron a la causa. En realidad estas declaraciones res­pondieron a una sólida organización que busca­ba presionar a la burgue­sía guayaquileña para que doblegara y acepta­ra la Jefatura de Alfaro; 15.000 de guayaquileños respaldaron a Alfaro, que fue proclamado el 5 de Junio de 1895”, explicó.
Recuerda que “Alfaro, que se encon­traba en Centroamérica, llegó al Ecuador y libró el Combate de Gatazo el 14 de agosto de 1895. El 4 de septiembre entró a Quito e inició su gobierno”.
Hidrovo aña­de que “uno de los princi­pios fundamentales de la revolución fue la inclu­sión: las mujeres empie­zan a trabajar en espacios públicos; son reconocidas como ciudadanas en la Constitución de 1897. Por otra parte, se inicia un proceso de visibilización del problema de los in­dios y se prohíbe la pri­sión por deudas, que era la base de la servidumbre y mantenía sometidas a una numerosa población a la explotación en las haciendas serranas y cos­teñas”. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala