Actualizado hace: 32 minutos
Historia
Revolución Alfarista legado del viejo luchador

Hace 119 años Ecuador fue el escenario del proceso de transformación social más importante que marcó la historia del país.

Jueves 05 Junio 2014 | 04:00

Por esta razón, cada 5 de junio se conmemora el triunfo de la Revolución Liberal, comandada por el general Eloy Alfaro Delgado, contra el régimen oligárquico que gobernaba el país para ese entonces. Y fue en Chone donde el 5 de mayo de 1895 se proclamó a Alfaro Jefe Supremo de la República, ratificado el 5 de junio en Guayaquil.
 
La revolución fue respuesta al avance oligárquico representado por el ascenso al poder de Ignacio de Veintimilla y su intención de declararse dictador, por lo que comenzaron a surgir movimientos revolucionarios.
“La venta de la bandera en 1894 fue el detonante para que se lleve a cabo la Revolución Liberal”, indica el historiador Leonardo Falconí.
El legado de esta revolución en lo político fue fundamentalmente la incorporación de derechos y garantías políticas y civiles en la Constitución, la separación del Estado y la Iglesia fundando modernas instituciones civiles. 
Se dio la creación de la educación laica pública, la conculcación del tributo indígena y la prisión por deuda, el impulso a los artesanos y gremios, la incorporación de la mujer al trabajo público, la nacionalización de los bienes de la Iglesia Católica.
Obras físicas de magnitud en la construcción de la integración nacional, la conectividad y el mercado interno fueron el telégrafo y el tren trasandino.
Parte de una coincidente legitimidad. Este proceso económico político tiene a Alfaro nacido localmente, con lo cual nosotros como herederos debemos haber sido la provincia con mayor avance evolutivo sobre el proceso Alfarista, explica el historiador.
 
PRONUNCIAMIENTOS. “Varios pueblos del litoral, motivados por juntas revolucionarias, se pronunciaron a favor de la revolución en 1895”, dice la historiadora académica Tatiana Hidrovo. “El primer pueblo que declaró a Alfaro Jefe Supremo del Ecuador fue Chone, el 5 de mayo de 1895. Las juntas revolucionarias de Vinces, Santa Rosa, Olmedo, Bellavista, Baba, Machala y otros se sumaron a la causa. En realidad estas declaraciones respondieron a una sólida organización que buscaba presionar a la burguesía guayaquileña para que doblegara y aceptara la Jefatura de Alfaro; 15.000 de guayaquileños respaldaron a Alfaro, que fue proclamado el 5 de Junio de 1895”. Recuerda que “Alfaro, que se encontraba en Centroamérica, llegó al Ecuador y libró el Combate de Gatazo el 14 de agosto de 1895. El 4 de septiembre entró a Quito e inició su gobierno”. Añade que “uno de los principios fundamentales de la revolución fue la inclusión: las mujeres empiezan a trabajar en espacios públicos; son reconocidas como ciudadanas en la Constitución de 1897. Por otra parte, se inicia un proceso de visibilización del problema de los indios y se prohíbe la prisión por deudas, que era la base de la servidumbre y mantenía sometidas a una numerosa población a la explotación en las haciendas serranas y costeñas”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala