Actualizado hace: 7 horas 36 minutos
Echemos números, mi compadre
Echemos números, mi compadre
Por: Jaime Enrique Vélez

Lunes 02 Junio 2014 | 04:00

Derroche que ha echado por los suelos el tan anhelado desarrollo.

El reciente informe económico presentado por el cabildo municipal en funciones ha dejado muy en claro los manejos alegres que se hicieron con los recursos financieros de Portoviejo, por parte de la administración cesada. A través de la prensa me he informado del malgastar del dinero asignado a nuestra corporación municipal, derroche que ha echado por los suelos el tan anhelado desarrollo de nuestro cantón, derribando el sueño de vivir mejores días, en base al manejo prolijo, escrupuloso del caudal ciudadano. Ahondémonos en los rubros y de manera somera echemos números para sacar las cuentas y saber cómo están las arcas en el municipio capitalino. Empecemos: los egresos totales están estimados en (dólares) 58’208.600, los gastos corrientes suman un total de 14’353.450, que es el equivalente al 25% de los egresos; aquí hay un detalle que como exfiscalizador no lo puedo soslayar. Los sueldos y salarios no pueden considerarse como gastos de inversión, pero aquí aparecen como tales, de tal manera que 37’654.025 es el 65 % de los egresos por este rubro. Si sumamos porcentualmente los dos valores obtenemos el 90% de los egresos, eso nos explica que de cada dólar que ingresa al municipio local, 90 centavos se disipan en gastos y apenas 10 centavos se invierten en obras en el cantón, cuando las finanzas recomiendan técnica y económicamente lo inverso, de cada 100,85 se utilizan para las inversiones y 15 para gastos corrientes.  El dinero de los portovejenses se lo ha echado en saco roto sin pudor ni miramiento alguno.
Esto no es todo, del informe económico hecho de manera pericial, se resaltó un déficit de 14’300.000, se descubrieron valores sobre los 3’000.000 de dólares entregados a contratistas por “obras efectuadas” y apenas representan el 
21 % del recobro de las cuentas y documentos por cobrar y que corren el inminente riesgo de pasar a las cuentas malas y por ende irrecuperables, demostrando que los departamentos enmarcados en estos casos fallaron. “El caos ha sido la norma”, expresó don Agustín Elías, de quien doy fe conocer, y  en quien hemos cifrado todas nuestras esperanzas para que como alcalde actuante ponga toda su sapiencia administrativa. Así también mano fuerte y sin discriminar para sacar avante este concejo cantonal, que es la base de donde despegan todas las normas y esfuerzos del ayuntamiento, en conjunción ciudadana, para que esta capital manabita alcance el sitial preponderante. Y que como hijos de su terruño nos sintamos ennoblecidos de ella y nuestra autoestima se incremente y digamos orgullosos al mundo: “Yo nací en Portoviejo”  Corolario: el exalcalde nos negó “por no haber partida para la cultura” $1.500   para el busto del coronel Jaime Gordón.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti:

Más opiniones: