Actualizado hace: 2 horas 1 minuto
Día del Niño
La mendicidad empaña a la niñez

Una funda llena de trastes viejos es la ilusión de Milena (nombre protegido) una niña de 6 años quien se emociona y espera que dentro de aquel bulto aparezca algo que sea para ella.

Domingo 01 Junio 2014 | 09:37

Aunque ya en pésimas condiciones en aquella bolsa hay de todo, ropa, zapatos, artículos de belleza, las sobras de un perfume, una cartera deteriorada por el uso y entre todo eso, una pequeña muñeca que es de las más baratas. Un dólar quizás podría ser el costo de aquel juguete,  pero para sus condiciones económicas algo imposible de tener y menos de pagar. Una gran sonrisa describe que es un gran regalo, para ella no hay mayor alegría.
Es la inocencia de una niña, aquella que sin saberlo es víctima de la mendicidad. Vivir de lo que otros puedan o quieran dar, pedir limosna; es la realidad de muchos niños en el país que aún padecen de este problema social. 
Wilson Álava, agente de la Dirección Nacional de Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes (Dinapen), explica que en el 2013 Manabí reportó 23 casos que fueron rescatados por mendicidad y en este año hasta abril, la cifra está en cero. “Esto ha sido posible debido a los operativos realizados y al trabajo en conjunto con otras instituciones que velan por el bienestar de la niñez”, asegura Álava. 
DATOS. Las cifras demuestran que los niveles de mendicidad y trabajo infantil han disminuido. Xavier Cobeña, coordinador zonal 4 del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), revela cifras provinciales de que en lo que va del año la cobertura de protección especial atendió 2.250 niños, niñas y adolescentes en el programa de erradicación de trabajo infantil y mendicidad, mientras que en el año 2013 este número superaba al actual con casi el doble de casos. 
Para Milena y muchos niños que sufren de pobreza, el no poder disfrutar de cosas materiales, no es su mayor problema. Un ambiente lleno de amor y respeto para ellos sustituye esas necesidades. Eso lo ratifica Martha García, psicóloga familiar y educativa, quien recomienda a los padres de familia no sólo complacer a los hijos con el mejor juguete sino dar calidad afectiva y de educación. 
Otros espacios. Xavier Cobeña asegura que  los espacios  en donde más se violentan los derechos de los niños y niñas se dan en el trabajo infantil peligroso; es decir, lugares como basurales, industrias, camales y mercados. “Por ello trabajamos comprometidos para impedir que los niños realicen estas actividades”, explica Cobeña, afirmando que Manabí es la provincia con menor índice de trabajo infantil en el país.
Así como el trabajo infantil, otros son los factores de maltrato y vulneración de los derechos a los que se ve expuesta la niñez. 
Entre ellos figuran, las restricciones en el acceso a la educación o las difíciles condiciones que sufren para recibirla, ejemplo de ello son las largas horas de viaje o caminar incluso para salir de sus comunidades y llegar a la escuela más cercana de su sector. 
Pero una de las causas más comunes y tal vez una de las menos aceptadas por la sociedad es la discriminación generada en las niñas por su condición femenina, situación que se vive con mucha frecuencia en el área rural.  Así lo detalla Elizabeth Chacón, gerente de Plan Internacional en Manabí. “En las familias a las niñas les asignan las tareas domésticas en las que se les crea la mentalidad de que sólo es una obligación para las mujeres”. Entonces indica Chacón que de aquí se desprenden otros inconvenientes como la falta de oportunidades de estudio, el embarazo precoz, el maltrato, entre otros. 
El sociólogo Jhimmy Gutiérrez manifiesta que efectivamente el machismo es uno de los males que falta superar para cortar en parte esta cadena conflictiva.  “Esto está enraizado en nuestra gente, sobre todo en las zonas rurales se da con mayor intensidad, debido a la educación o patrón con que fueron moldeados”, enfatiza Gutiérrez.
Trabajo familiar. Recuperar el valor de la corresponsabilidad con los padres, es otro punto en el que hay que hacer énfasis. En eso coinciden Cobeña y Chacón, ambos creen que no se podrá incidir significativamente en temas de vulneración de derechos a la niñez si no se logra que cambien actitudes dentro de los hogares y espacios privados.
Pese a que en el Ecuador y en Manabí, en estos casos las cifras son alentadoras y positivas a favor de la niñez, este 1 de junio se celebra el Día del Niño con menores que gozan de sus derechos y otros que sufren de exclusión.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala