Actualizado hace: 4 horas 11 minutos
Xavier Valencia Z.
RÉQUIEM POR EL RÍO PORTOVIEJO

La calle Gonzalez Suárez es una nube de polvo, las amas de casa se esfuerzan sin éxito por mantener limpia su casa.

Martes 07 Enero 2014 | 04:00

Los niños enferman, los volquetes pasan incesantes llenos de tierra hacia las riberas del río, el lugar más cercano para botar los desechos y el producto de las excavaciones de las calles que se reconstruyen. 
Rellenar las llanuras de inundación del río se convirtió en política pública municipal. Si no me cree camine desde la iglesia La Merced hacia el puente Puerto Real y lo comprobará.
La administración municipal actual, no sólo que al igual que muchos ciudadanos, le dio la espalda al río, sino que se ensañó contra él. Las palabras del Arq. Rubén Moreira, planificador urbano, se hicieron realidad.
Esto cuando sentenció lo que pasaría con la construcción del puente Puerto Real al decir que lejos de convertirse en la solución al problema del tránsito del centro de Portoviejo, sería un atentado contra los pocos espacios verdes que le quedan a la ciudad. 
Hoy asistimos al relleno de sus meandros, espacios naturales que este ser vivo utiliza en épocas de lluvia para almacenar los excesos de volúmenes de agua producto del invierno.
A esto se suma la intención de la administración actual de crear un circuito vial  “ganándole”  estos meandros al río,  rellenándolos con el propósito de facilitar el tránsito vehicular.  
Con el mismo concepto estrangulador se construye el puente en El Guabito, obra que pertenece  al anillo vial de Portoviejo. 
Lo mencionado, junto con los sedimentos provenientes de las partes altas de la cuenca causados a su vez por la deforestación, configura un escenario de inundaciones de alta vulnerabilidad para la ciudad. 
Mientras muchas ciudades del país y el mundo se esmeran por cumplir mínimos estándares de convivencia armónica con la naturaleza, las autoridades locales hacen esfuerzos por lograr lo contrario.
Dejando incluso a un lado la parte estética de las obras civiles; porque, estimado lector, responda usted: 
¿Qué arquitectura de cualquier  puente que cruza nuestro río es merecedora de nuestra historia, de nuestra cultura, de nuestra jerarquía de capital?. 
Ojalá no llegue el día en que los portovejenses tomemos con normalidad la propuesta de  encauzar el río a través de una alcantarilla grande, por donde además podamos evacuar la basura y el agua servida. 
Es imperiosa la necesidad de abandonar por un momento las redes virtuales y recuperar los espacios públicos para el debate y solución colectiva de nuestros problemas.  
¿Qué opinan de esto los candidatos al gobierno local?
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala