Actualizado hace: 1 hora 43 minutos
MONTAJE EL CINE AL DÍA
EL COMPAÑERO WALTER MITTY

La increíble vida de Walter Mitty es una película perfecta para empezar el año. No digo que sea, en efecto, perfecta ni muchísimo menos, digo que se presta y combina con el estado de ánimo que necesitamos estos días y que es una buena cinta para arrancar el 2014. Su mensaje, la moraleja que no se incomoda en disimilar ni por un segundo, es justamente esa: tu vida tiene que empezar en algún momento y no hay mejor momento que este momento. Ahora.

Domingo 05 Enero 2014 | 04:00

 Walter Mitty es un tipo más que normal, cuarentón, silencioso y gris, de esos a los que basta mirar una sola vez para saber que nunca le robaron un beso a nadie, que en sus exámenes de sangre sobra rutina y faltan aventuras. Y bueno, esta es la historia de sus primeras aventuras, un poco exageradas e increíbles queriendo decir con esto que resultan difíciles de creer; como dice uno de los personajes hacia el final de la cinta, “te veo y parece que Indiana Jones se mezcló con el vocalista de los Strokes”. Y quizás el exceso de fantasía y efectos especiales colabore con el desapego que tarde o temprano viaja de la pantalla a las butacas, pero el buen Walter tiene algo a su favor: está tratando de subirle el volumen a su voz interior, de mejorar su biografía mientras aún le quedan páginas en blanco y en esas, más o menos, estamos todos, ¿no? Pienso en una frase del libro Los jardines de Kensington, del escritor argentino Rodrigo Fresán: la clave para una gran vida está en inventarse primero a uno mismo y recién después a los demás… la mayoría de las personas lo hacen al revés… y se mueren sin haber sido nada más que visitantes a un museo cuando podrían haber optado por ser obras de arte. Cuando encontramos a Walter está en la dura transición de turista en museo a obra de arte. No es fácil, pero ahí está Ben Stiller, director y protagonista de la película, cargado de buenas intenciones como siempre, empujando desde la vanguardia apta para todo público las causas del héroe que ha decidido interpretar en esta ocasión; y ahí está la cada vez más hermosa Kristen Wiig, encantadora desde el principio, una pelada tan bacán que evidentemente es producto de la ficción y nada, te enamoras igual; y ahí están, también, Sean Penn y su personaje, un aventurero de verdad, un hombre sin celular ni laptop que detona la búsqueda, esta sí increíble, que conduce a Walter a lo largo y ancho de la cinta y de paso nos va llevando hacia nuestro propio reflejo.
Y sí, exagero, el año recién empieza y quiero ser optimista mientras pueda y esta película me ha hecho sentir que hay cosas allá afuera que debo salir a buscar. Aunque 2014 suene a mucho, no es tanto: por lo menos no demasiado tarde. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala