Actualizado hace: 4 horas 53 minutos
Carlos Caicedo Dueñas
Felicidades en el 2014

“Se acabó quien te quería, se acabó quien te adoraba ...”, decía la estrofa de una canción muy popular; y te fuiste 2013, año que nos dejó a la gran mayoría muchas cosas buenas y otras malas, pero entre buenas y malas, seguimos dándole a la vida que nos regala Dios día a día.

Sábado 04 Enero 2014 | 04:00

Por Chone hay que hacer mucho; si queremos el desarrollo de nuestro pueblo, debemos unirnos todos; dejar a un lado ese egoísmo político y la envidia de querer hacer y no hacer. Eso ha hecho de que caigamos en el vacío, y poco a poco vamos a ir perdiendo todo lo que hemos conseguido a base de esfuerzos por manos propias.
En el 2013 perdimos la categoría en el fútbol profesional, se nos fue Grecia FC. ¿por qué…? Las razones son muchas. Se nos fue el Instituto Pedagógico Eugenio Espejo, estamos a punto de perder la extensión universitaria (calificación D-ULEAM), se nos han desaparecido de la vida terrenal grandes amigos y amigas del ayer, y así pasamos ese fatídico año que por fin se terminó.
Chone nos necesita a todos por igual, no dejemos que otros se nos entrometan a querer hacernos daño; estamos a las puertas de las elecciones seccionales para designar a los nuevos representantes del GAD municipal; que a quien elijamos sepan llegar con altura y decisión de seguir trabajando por Chone, sin egoísmo y sin pasionismo ideológico de un partido o movimiento. Trabajar por Chone significa “desarrollo y progreso”, más no banderías politiqueras que a nada nos han conducido, tan solo a perder lo que hemos ganado.
2013 para Chone fue un año duro, así como lo fue para los periodistas. Tuvimos que soportar y sortear muchos inconvenientes para poder realizar nuestras labores diarias desde los diferentes estamentos públicos y privados. La nueva Ley de Comunicación también ha puesto en aprietos a quienes no poseen su título profesional, gracias a Dios en febrero del 2014 estaré profesionalizándome al concluir mis estudios de Comunicación Organizacional en la ULEAM. Esas y muchas que otras cosas y cositas sucedieron en mi querido cantón.                                 
Felicidades en el 2014, que Dios nos dé la fortuna, dinero, prosperidad, oro, salud, armonía, paz, y sobre todo la fe a Cristo Jesús, para seguir trabajando en beneficio de la comunidad chonense, manabita y ecuatoriana en general, en esta que es mi amada profesión a la que me debo desde hace treinta y dos años. 
¡Salud!
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala