Actualizado hace: 5 minutos
Estados Unidos busca un mejor 2014 con cambios

Después de un año difícil, llega a EE.UU. un 2014 cargado de desafíos: revisión de las prácticas de espionaje, reforma migratoria, aprobación del techo de la deuda y elecciones legislativas, una batalla por el poder en el Congreso más dividido de la historia del país.

Miércoles 01 Enero 2014 | 04:00

Seguros. Buena parte de las incógnitas del nuevo año comenzarán a despejarse ya en enero, cuando la reforma sanitaria de Barack Obama tendrá su prueba de fuego con el inicio de las coberturas sanitarias el día 1 para millones de estadounidenses hasta entonces sin seguro médico.
La confusión sobre el contenido de los nuevos mercados de seguros, las continuas y a veces contradictorias modificaciones por parte del gobierno y los problemas técnicos tienen en vilo tanto a las aseguradoras como a los ciudadanos, que dudan de que todo pueda estar listo a principios de año cuando todavía muchos continúan inscribiéndose estos días.
De cómo se materialice la reforma en 2014 y del número final de inscritos que se logre para el plazo límite del 31 de marzo dependerá, en buena medida, que Obama remonte en los sondeos tras la dramática caída de popularidad experimentada a finales de este año. 
 
Espionaje. También en enero el presidente deberá abordar otro asunto espinoso que ha perjudicado a la imagen de su administración: el escándalo de los programas de espionaje masivo a cargo de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional), revelados por el exanalista Edward Snowden.
Obama anunció que hará una declaración al iniciar el año en la que concretará si reforma los programas de recopilación de datos de la NSA y en qué sentido, tras estudiar las recomendaciones que ha elaborado en 2013 un comité independiente.
 
Reforma
migratoria. Una vez encaminada la reforma sanitaria, la legislación más importante de 2014 será, en palabras del propio presidente, la reforma migratoria, atascada en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, tras recibir luz verde por una mayoría bipartidista en el Senado.
La reforma migratoria, la promesa estrella de Obama para la comunidad hispana, se mantiene así en la agenda a pesar de la agresiva oposición de los republicanos, quienes previsiblemente elevarán el tono de su discurso ante las inminentes elecciones legislativas de noviembre.
 
Congreso. Para estos comicios, que llegan con un Congreso más polarizado que nunca, los demócratas tratarán de mantener el control del Senado y los republicanos continuarán dominando en la Cámara de Representantes, donde la gran pregunta es si el conservador Tea Party avanzará posiciones a costa del ala más moderada del partido.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala