Actualizado hace: 6 horas 16 minutos
Portoviejo
Fin de año se despide con tradiciones

El olor a comida se siente desde una cuadra antes. Al llegar, seis hornos llenos de pavo de 61 pedidos mantienen ocupado a Vinicio Valdiviezo en su Panificadora Vivaldi.

Miércoles 01 Enero 2014 | 04:00

Giselly Cuenca, esposa de Valdiviezo, alista, desde la 01h00, el pavo que, en medianoche se convierte en la cena familiar para recibir un nuevo año.
La comida es la misma, pero los precios han cambiado. “Llevo 25 años haciendo esto. Inicié cobrando 5 mil sucres, luego 3 dólares y ahora está en 8 dólares”, detalla Cuenca.
 
Comercio. “Un 2014 lleno de suerte”, es lo que grita Juana Bueno en su puesto de aromaterapia. 
Velas rojas para el amor, verdes para que no se acabe la esperanza y amarillas para que nunca se termine la suerte, asegura Bueno que son las más pedidas por los clientes.
Los baños con “montes” son efectivos, dice María Basurto, quien menciona que cada año se baña con ruda para atraer las buenas energías.
Rong Hua Wang, del almacén Asia, incita a todos sus clientes a comprar el gato amarillo, el Buda y el Yin Yang porque atrae la buena suerte en donde se lo ponga.
Otra de las tradiciones de los portovejenses es consumir las 12 uvas al tocar las campanas de la medianoche. “Llevo 32 años vendiendo uvas y esta tradición nunca se acabará. Hoy vendí tres quintales de esta fruta”, dice Kelvin Bermello, quien desde las 06h00 comenzó a vender uvas en la calle Quito.
El tráfico, según Leonardo Hidalgo, es menos caótico que en Navidad. Sin embargo, se observa las grandes filas en los cajeros de los bancos. Todos querían recibir el año con dinero en sus bolsillos.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala