Actualizado hace: 2 horas 13 minutos
PROPÓSITOS PARA EL 14
PROPÓSITOS PARA EL 14
Por: Jorge Maldonado
jorge39936@gmail.com

Miércoles 01 Enero 2014 | 04:00

Cuando se inicia un nuevo año, es costumbre pensar en propósitos para el nuevo año, que son las aspiraciones para buscar logros que casi nunca se consiguen, pero que guían el esfuerzo y canalizan las potencialidades existentes.

Eso se hace a nivel personal y de familia, pero nada impide que se intente generar propósitos plausibles en el nuevo año, para el cantón, la provincia, el país y sus gobiernos.
Cuando apenas comenzado el nuevo año se realizarán comicios para elegir gobiernos seccionales, uno de los propósitos colectivos debería ser el acierto en la elección, resultado del análisis de las alternativas, de los candidatos, para componer cuerpos edilicios que contribuyan con ideas y con su actividad a la realización de los planes de la Corporación.
Ese acierto se garantizará cuando se abandone el amiguismo y los compadrazgos.
Que tal o cual persona no merece ser alcalde, prefecto o concejal por ser amigo de tal persona, sino por su capacidad demostrada a lo largo de su vida.
Igual, por su honradez, por su creatividad y todas las demás cualidades que hacen un buen ciudadano.
El propósito se define entonces en el examen de los candidatos para determinar su idoneidad por sus cualidades más que por la relación. 
Ni siquiera por la militancia en tal o cual agrupación política, porque la experiencia muestra que éstas hacen nada para contribuir al éxito de sus afiliados en el servicio público.
Y para complementar ese propósito cívico-político, se puede desarrollar propósitos personales que tengan influencia en la comunidad.
Por ejemplo, promover el establecimiento de una industria que genere puestos de trabajo, o la realización de una campaña permanente para mejorar el manejo de los desperdicios, el ahorro de la energía eléctrica y el uso eficiente del agua potable, entre otras.
No deben faltar los propósitos familiares como el acercamiento a los hijos adolescentes, la distribución adecuada de los recursos económicos existentes para cimentar el ahorro familiar con fines específicos y otros.
Los jóvenes, posiblemente, son quienes más necesitan estos propósitos que van desde una mayor participación en la vida familiar, hasta el mejoramiento en el proceso de aprendizaje en escuelas, colegios y universidades.
Y formulados los propósitos para el nuevo año, es muy importante dedicar todo el esfuerzo posible a conseguirlos, compartiendo los resultados positivos y dando oportunidad a los más cercanos a evaluar la forma como se lograron, para construir un banco de ideas sobre la acción individual y particular.
A todos quienes guarden la tradición de formular propósitos para el nuevo año, les deseo que, además de que hoy miércoles sea el primero de una larguísima serie de días llenos de oportunidades de éxito para cada uno de ustedes.
También que logren realizar sus propósitos y que el próximo 31 de diciembre de 2014, puedan mostrar a los suyos el inventario de los propósitos cumplidos con esfuerzo y dedicación para beneficio de la familia y de la comunidad.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: