Actualizado hace: 34 minutos
Rusia
Las Pussy Riot contra Putin

Las amnistiadas Pussy Riot cambiaron de profesión, ya que dejan la música para dedicarse a defender los derechos humanos en las cárceles rusas, pero no de enemigo, fieles a su famosa plegaria punk “Madre de Dios, echa a Putin”.

Miércoles 01 Enero 2014 | 04:00

“No tenemos intención de dar ningún concierto. Nos dedicaremos a defender los derechos humanos en el sistema penitenciario ruso. Las mujeres que están en prisión no tienen a nadie más”, afirmó María Aliójina.
Tras abandonar la cárcel, Aliójina y Nadezha Tolokónnikova dejaron claro que no han renunciado a la lucha sin cuartel contra el “sistema totalitario” implantado por el líder ruso, Vladímir Putin.
La canción protesta, que les costó una condena de dos años de cárcel por cantar en el principal templo ortodoxo ruso, ha dejado paso a la lucha cívica.
El proyecto se denomina “Zona de Derecho”, en un juego de palabras en ruso que alude a las prisiones, ya que en el lenguaje coloquial de este país el vocablo “zona” alude a cárceles y colonias de trabajo forzado.
 
PROPUESTA. Tolokónnikova explicó que su ONG canalizará las denuncias concretas sobre abusos laborales, físicos y sexuales en las prisiones, para lo que aprovecharán la publicidad que ganaron como integrantes de Pussy Riot.
“En las penitenciarias, hay muchas personas que viven entre la vida y la muerte. La gente no tiene ni idea, ni le interesa lo que ocurre en las cárceles”, subrayó Aliójina.
Las activistas, que reconocieron que aún no disponen de financiación para el proyecto, contarán con la ayuda del líder de la oposición rusa, el bloguero Alexéi Navalni. 
Consideran que su amnistía, aprobada por el Parlamento con ocasión del vigésimo aniversario de la Constitución rusa, no es un acto de humanismo, sino resultado de las presiones rusas y occidentales en vísperas de los Juegos de Invierno de Sochi.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala