Actualizado hace: 34 minutos
SANTA ANA
Hace carro de $ 5.000

Un día Luis Fernando Rivas Macías se cansó de andar en su moto y decidió convertirla en un carro, con cajón de madera para cargar productos, y lo logró.

Sábado 28 Diciembre 2013 | 04:00

 
La historia se da en la parroquia Ayacucho, de Santa Ana, donde Rivas es conocido por ser mecánico de motos. Él contó que es constructor de carros de madera. Una vez hizo uno grande, casi como uno de verdad. Entonces allí se propuso hacer uno que funcione como los vehículos de las grandes marcas mundiales.
Así, con la ayuda de su amigo Kléver Valencia,  el primer paso fue conseguir un motor, el cual lo tomó de su moto, uno de 200 centímetros cúbicos, luego fue armando el chasis, la cabina y más partes metálicas. Todo lo hacía él y en ocasiones se quedaba hasta la medianoche construyendo.
La moto de Rivas es de cuatro tiempos, pero no tiene retro, por lo que al vehículo le adaptó una caja de traspaso, eso mientras su amigo se encargaba de comprar las piezas que necesitaban en los almacenes de repuestos.
Así, luego de 5 meses de trabajo le ha quedado una simpática camioneta, que es pequeña, pero puede cargar hasta 10 quintales, aseguró.
 
CARACTERÍSTICAS. El vehículo corre hasta 80 kilómetros por hora y es muy económica en cuanto a combustible, destacó su creador y señaló como ejemplo que para viajar de Ayacucho a Portoviejo gasta medio litro de gasolina. “Es el mismo consumo que una moto”, dijo.
Entre las partes del vehículo se destacan la corona para la tracción la cual la tomó de una mototaxi, la caja de dirección del volante es de Mazda, lo que le tocó comprar fueron las puntas de eje de las llantas delanteras. El tanque es de fibra de vidrio y se lo construyó un amigo, especialmente para ubicarlo en el compartimiento del motor, pues allí le sobra espacio porque es un sistema sencillo. No tiene radiador, lo que sí lleva es un ventilador que enfría la máquina.
Por ahora Luis Fernando, de 24 años, pasea por las carreteras de Manabí con su carro, al cual ha bautizado como modelo Las Lagunas 2013. El vehículo causa sensación de quienes lo ven y dijo que muchos se lo quieren comprar. Él gastó 3.000 dólares en hacerlo y dice que si lo vende lo haría en 5.000 dólares, pero reflexionó que ante tanto aspirantes mejor ha decidido rifarlo. Será en un balneario de agua dulce en su parroquia, durante el carnaval. Cada boleto costará 3 dólares. Consultado sobre si puede hacer más carros de estos, aseguró que sí y calcula que gasta 3.000 dólares en un lapso de 3 meses, pero necesitaría la ayuda de operarios para avanzar más rápido.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala