Actualizado hace: 4 horas 24 minutos
Fin de año
Ciudadanos practican cábalas para atraer la buena suerte

En busca de buena suerte, Lucía Zambrano pretendía ayer comprarse una blusa color amarillo. Era la primera vez que lo hacía, el escuchar tanto de esta cábala la motivó.

Viernes 27 Diciembre 2013 | 09:00

“No me gusta muy encendido”, aclaraba, por lo que veía opciones. Vanessa Gordillo, quien la atendía en su puesto de la calle Chile, señaló que las ventas son buenas, sólo ayer en tres horas había vendido 30 calzones amarillos, a dos dólares cada uno.
Mientras, Cecilia Valle, en otro puesto, vendía 50.
Juan Mariscal mencionó que en esta temporada su local se viste de amarillo, con productos que cuestan desde el dólar en adelante.
Norma Pacheco buscaba en este puesto comprar ropa interior amarilla para llevarle a sus hijos, nietos, nuera y yerno. Lo hace por tradición y en busca de buena suerte para el nuevo año.
Permiso. Los vendedores de monigotes no están autorizados para estar en aceras y el parterre en las calles de la ciudad, señaló Gustavo Granizo, director municipal de Planificación. 
“El director de comisarìas municipales tiene que hacer el control, pues en su momento se acordó que los vendedores de monigotes deben ser ubicados en La Rotonda. No daremos permisos”, dijo Granizo. 
Sin embargo, comerciantes como Kelvin Olivo, consideran que La Rotonda no es un lugar apropiado. En su caso indican que trabajan sin permiso en la calle América, pero que el 30 y 31 sí pagan a la municipalidad. 
Ciudadanos como Luis Cedeño consideran que esto debe ser regulado. “Nadie les niega el derecho al trabajo, pero afectan en la acera y el parterre”, manifestó.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala