Actualizado hace: 4 horas 53 minutos
Celebración
La Navidad cambia según las tradiciones religiosas

La Navidad es una época que admite celebraciones con tintes diferentes. Para algunos es la conmemoración del nacimiento de Jesucristo, para otros es una fecha de reencuentro con los familiares y de recibir regalos o es, simplemente, un día normal.

Miércoles 25 Diciembre 2013 | 14:00

Para Juan Carlos Vera, vicario parroquial de la iglesia La Merced, la Navidad es el nacimiento de Dios, Salvador y Mesías. 
El pesebre es el símbolo de esta fecha y el árbol es un objeto comercial, pero sí es reconocido por la Iglesia. “Un árbol es un símbolo de genealogía. La vida está inmersa en él”, dice.
Las novenas al Niño Dios es otra de las tradiciones que un católico realiza. “Actualmente las familias lo hacen en sus propias casas”, detalla.
Este es el caso de Mirelly Barcia, una católica que asegura hacer las novenas con sus vecinos desde hace 8 años.
“La Navidad es, para mí, el nacimiento de Jesús. Con las novenas, le agradecemos por mantenernos con vida y le rezamos por el bien de nuestros seres queridos”, dice.
SIEMPRE ES NAVIDAD.
“Todo el año es Navidad”, al menos así lo siente Melisa Aguayo. Ella es una Testigo de Jehová y considera que para acordarse de Jesús no se necesita una fecha en especial.
Tampoco los regalos deben darse por esta época, para ella. “Tengo dos años y medio que soy Testigo y mis hijos se sienten felices. Esta religión me ha cambiado la vida”, asegura. 
DÍA NORMAL. Los musulmanes, judíos, budistas y los de la religión pura o Islam tampoco celebran la Navidad.
Patty Chen, de origen chino, detalla que al ser de la religión pura, nunca ha celebrado esta fecha. “Desde hace 8 años vivo en Ecuador y me emociona ver en las personas el espíritu navideño. En China no se celebra la Navidad, pero sí lo hacemos al máximo en el Año Nuevo”, explica.
Teresa Ordónez, perteneciente al culto Adventista, indica que esta fiesta se la dedica a los niños. “Aquí se hacen celebraciones y no se prueba licor”, menciona. Además explica que hay hermanos que se muestran contrarios a estas actividades.
Sea cual sea la religión, la Navidad, en definitiva, es una forma de unir familias y corazones. Sobre todo es una oportunidad de compartir con las personas que más lo necesitan y dar cada uno de sí, según está escrito en el fondo del corazón.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala