Actualizado hace: 4 horas 15 minutos
LA OTRA CARA  DE LA NAVIDAD
LA OTRA CARA DE LA NAVIDAD
Por: Freddy F. Cornejo Farías

Martes 24 Diciembre 2013 | 04:00

Tradicionalmente la Navidad se celebra como una fiesta de los niños en homenaje al nacimiento del niño Jesús, etapa por la que ya pasamos, sin importar la edad; padres y abuelos que aún disfrutamos del encanto y magia de esta celebración, incluso confundiendo la tradición y dejándonos absorber por el marketing empresarial de actos mercantilistas y materialistas que soslayan el espíritu, el amor y la dignidad y, que terminan aumentando la injusticia social y la depresión de las personas, es sin duda, la otra cara de la Navidad.

Sí, la otra cara de la Navidad también se refleja en miles de niños y jóvenes que deambulan por las calles, abandonados, sin hogar y sin padres, padeciendo vejámenes, hambre y desnutrición, y que son víctimas de los peores tratos que diariamente conocemos por los medios de prensa; adultos que migran del campo a la ciudad buscando un mejor porvenir, pero que en aquella selva de cemento sólo pasan a engrosar los grandes cinturones de miseria y delincuencia; ancianos humillados y olvidados, y que condenados en su accionar sucumben ante la indolencia  de los tiranos de turno; o dígame usted, si no?... 
La otra cara de la Navidad no tiene espíritu humano, no conoce la dignidad ni pasa por el reino de Papá Noel o los Reyes Magos; está marcada en la frente de todos aquellos que día a día con su sonrisa irónica mentes maquiavélicas y corroídas por la corrupción, roban el sueño de miles de inocentes. No sólo está manchada por aquellos rufianes que viven fuera de la ley, sino también por todos aquellos servidores públicos farsantes y corruptos que ingeniándoselas para lograr sus despropósitos, nos privan a la gran mayoría de la población: adultos, jóvenes, ancianos y niños, a vivir con dignidad y ver el mundo con sentido espiritual e idealista. No solo roban nuestros sueños e ilusiones…!, también roban nuestra vida y libertad…!. 
La otra cara de la Navidad nos muestra una Familia con grandes problemas y frustraciones, nos hace creer que los desafíos sólo yacen en las retinas de los oligarcas terratenientes y burócratas que impávidos ante la desesperación de un pueblo sólo aspiran que sus chequeras crezcan desaforadamente del mismo modo que sus panzas. 
La otra cara de la Navidad, no solo la vivimos en el suelo patrio, también la viven nuestros familiares que han migrado a países lejanos en busca de mejor porvenir. La vivimos aquellos desempleados y subdesempleados que aún teniendo un título en mano no nos llega el ansiado Buen Vivir. 
Como el mundo sigue su rumbo, es mi deseo, que el espíritu de Jesús embargue vuestros corazones y nuestras acciones sean una alabanza a sus ojos. ¡Que la Paz, el Amor y la Prosperidad este con ustedes. 
¡FELIZ NAVIDAD….!.
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: