Actualizado hace: 16 minutos
TRADICIONES
“Chigualos”: una fiesta que llegaba hasta el amanecer

Continuando con el recorrido que hizo la consultoría de Debarro Producciones Culturales por Manabí en el 2010, por encargo del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural, el equipo llegó a Junín, donde entrevistó a la portadora de saberes ancestrales Ramona Antonia Zambrano Vera.

Lunes 23 Diciembre 2013 | 04:00

ENTREVISTA. Cuéntenos cómo empezaba el chigualo. “En la noche que era buena (24 de diciembre), al Niño lo tapaban. Le hacían un corazón de papel y le amarraban las puntitas, y ahí le iban abriendo hasta que llegaba las doce. Ya llegando a las doce, le abrían todo. Sí. A las doce de la noche le abrían el botón. Y decían: ¡nació el Niño Dios! Y por dentro le ponían pajitas verdes. Unas pajitas verdes le ponían en el corazón, de ahí a lo que nació ¡Quedó el Niño en las pajitas! Desnudito. A esa hora lo vestían ya”. ¿Hasta qué hora le cantaban al Niño? “¿Al Niño? Hasta las doce de la noche. Y ya cuando íbamos así a cantar, a veces nos estábamos hasta la una cantando. Jugando y cantando. Y los dueños estaban divertidos, nos daban un trago de café”. 
Hay un estribillo “Pajarito verde” ¿Cómo es ese? “Pajarito verde/color de limón/Niñito bonito/de mi corazón./Lucero brillante/brilla en la montaña/la cuna del Niño/de perla se baña”. ¿Y luego de cantarle al Niño se ponían a jugar?
“Ahí a jugar. Si no querían jugar, ya nos poníamos canta y canta en el pesebre. Decíamos estribillos, decíamos otro”. ¿Luego de jugar bailaban también?
“Adentro en  la rueda no más”. ¿Cuándo bailaban con guitarras? “No más en la noche que lo bajaban. Y antes de que naciera el Niño; hasta las once, once y media bailaban. Y ahí ya nació el Niño y era a cantarle. Hasta la madrugada”. ¿Cuándo lo bajaban? “Al dos de febrero lo bajaban. Ahí era la fiesta grande. Ahí sí se amanecían bailando. Ahí sí se bailaba”. 
¿Hasta qué hora se amanecían? “A veces hasta las cinco de la mañana. Y a veces hasta bajando la escalera cantaban las viejitas. Era una mala noche enterita. Y yo de antes no sentía mala noche. Hasta tres malas noches pasaba yo”. Cuándo terminaban los chigualos ¿qué pasaba con el Niño? “(Con melancolía) Ya los padrinos lo iban a dejar guardadito allá, a los cuartos”. ¿Y de ahí? “Y ahí los padrinitos a bailar. Era una diversión ¡De antes sí que era lindo! Ya ahorita no es como de antes”.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala