Actualizado hace: 8 minutos
Productora de dibujo animado deberá indemnizar a niños que se quemaron imitándola

Un tribunal chino ha dictaminado que la productora del dibujo animado "La cabra agradable y el gran, gran lobo", censurado en China hace dos meses por su supuesto contenido violento, tendrá que compensar económicamente a los padres de dos hermanos que se quemaron emulando un capítulo de la serie.

Jueves 19 Diciembre 2013 | 08:26

Según informa la agencia oficial Xinhua, la compañía Guangzhou's Creative Power Entertaining tendrá que pagar el 15 por ciento de los costes de las quemaduras de los pequeños, mientras impone a los padres de un amigo con el que se encontraban cuando ocurrió el incidente que contribuyan con el 60 por ciento de los gastos (cuya cuantía exacta se desconoce).
El suceso ocurrió el pasado 6 de abril, cuando Ran Ran y Hao Hao, de 7 y 4 años, respectivamente, fueron atados a un árbol por su amigo Shun Shun, de 10, y prendidos fuego durante un tiempo, mientras se encontraban al cuidado de los padres del último en el condado de Donghai, en la provincia oriental china de Jiangsu.
Los niños, que se estima están recuperados, aunque no ha trascendido si tienen secuelas, trataban de imitar una escena de la popular serie, en la que la cabra Xi Yang Yang y el lobo se persiguen y trampean al más puro estilo "Tom y Jerry", pero quizás con un extra de violencia.
Aunque no se reconoció explícitamente entonces, el incidente de los hermanos de Jiangsu precipitó la censura de "La cabra agradable" en China, pese a su enorme éxito de audiencia y a ser uno de los emblemas de la pequeña pantalla, así como una gran fuente de "merchandising" por todo el país.
De esta forma, ocho años después de su estreno y con un éxito comparable al de Micky Mouse en Occidente, la censura china decidió el pasado octubre la retirada de la programación televisiva, por "violenta", de la serie.
Sus millones de seguidores pidieron entonces que, en lugar de la suspensión, se aprobase un sistema que advirtiera a los padres sobre el contenido más o menos apto para la infancia de los programas de televisión, algo inexistente en China, aunque de momento las autoridades comunistas no se han manifestado al respecto. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala