Actualizado hace: 2 horas 38 minutos
Felicidades adelantadas por Navidad
Felicidades adelantadas por Navidad
Por: Alfonso Delgado
adelgado@hotmail.com

Miércoles 18 Diciembre 2013 | 04:00

E stándose a pocos días de la celebración de la Navidad, cabe destacar que esta fecha, junto con la Semana Santa, en que se conmemora la muerte y resurrección de Jesucristo, son los acontecimientos más importantes del mundo cristiano, el que comienza justamente con el nacimiento de Jesús, hecho sucedido un 25 de Diciembre y fecha que marca el inicio de un nuevo periodo, ya que desde entonces la historia contemporánea identifica esta nueva etapa en el calendario de la humanidad como el año 1, marcándolo como DC, es decir, después de Cristo y el otro como AC, antes de Cristo.

Falta exactamente 1 semana para la celebración de esos 2013 años del nacimiento de Jesús y cayendo miércoles en que aparece este comentario semanal, hemos querido adelantarnos en la elaboración del mismo por tratarse precisamente de un día festivo, de tal manera que lo que aquí se dice llegue con anticipación a quienes lo lean o escuchen y puedan así sacar las conclusiones, a las que queremos se  llegue, tratándose de esta fecha que busca la paz, la justicia y el amor para una sociedad que tanto necesita de estos dones. Para una sociedad del mundo moderno que vive convulsionada y angustiada. Para una sociedad que parecería estar requiriendo de una nueva venida de Jesús. Para una sociedad que por lo menos debe recibir con alegría, con decisión y con amor la celebración de la paz y la justicia que nos trajo ese 25 de Diciembre el nacimiento de Jesús de Nazaret.
Como cristiano y como ciudadano común y corriente que somos, queremos que este mensaje no sea uno más que se divulga. Queremos que llegue y cale en lo más profundo del corazón de quienes formamos nuestra sociedad. De nuestro barrio, de nuestra ciudad, de nuestra región, de nuestro país. Porque para todos va. A todos debe llegarnos. Todos debemos asimilarlo. Todos debemos practicarlo. Todos debemos ser ejemplo de respeto y comprensión. Porque todos somos iguales ante Dios. Todos, mandantes y mandatarios. Sin importar ninguna condición social, económica, racial o política. Negros o blancos. Niños, jóvenes o adultos. Hombres o Mujeres. Para todos va. 
Es por todo esto, sin querer con ello adelantar el tiempo y los acontecimientos, que desde ya nos dirigimos al mundo cristiano y no cristiano, extendiéndoles nuestros sinceros deseos porque la próxima Navidad sea el augurio de mejores días para la humanidad, de manera especial para nuestro país. Que la paz y la justicia primen por sobre todas las cosas. Y que el amor nos una y nos fraternice. 
Felicidades de manera general para todos, son nuestros sinceros deseos. 
¡Feliz Navidad!
 
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: