Actualizado hace: 3 horas 27 minutos
Mi amigo el revolucionario
Mi amigo el revolucionario
Por: Freddy Solórzano
fsolorzano@lamarea.ec

Lunes 19 Agosto 2013 | 17:00

Cuando a mi amigo le pagan los décimos, es feliz como una lombriz. Con anticipación tiene planificado en qué utilizarán el dinero. Por ejemplo, aunque faltan cuatro meses para diciembre, el bono escolar ya tiene dueño: ropa para toda la familia, regalos para los parientes y algo quedará para el ahorro.

Él usa la camisa verde de la Revolución Ciudadana. Cree al pie de la letra los legados de Correa. Acepta que hay que explotar el Yasuní. Lo que diga el presidente es un mandato supremo.

Sí, mi amigo es un entregado; bien por él, pero la empleada doméstica que tiene no cree lo mismo que yo.
Ella gana 200 dólares y lleva seis meses esperando que sean los 318 dólares que señala la ley. Con timidez ha tocado el tema con él, pero mi amigo se saca el cuerpo. Lo más cercano a una respuesta fue cuando le dijo que “después lo vemos”.
Ella en este fin de año no será feliz como una lombriz, su bono no consta dentro de las prioridades de mi amigo el revolucionario.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: