Actualizado hace: 34 minutos
Es verdad que los suplementos naturales reavivan tu sexualidad?

¿Realmente funcionan? ¿Cuánto hay de verdad y cuánto de engaño en los suplementos naturales que supuestamente ayudan a elevar el deseo sexual, tanto en los hombres como en las mujeres?

Lunes 19 Agosto 2013 | 16:10

Tu pareja te reclama atención pero tú no sientes la misma intensidad en el deseo sexual que sentías antes? ¿Qué puedes hacer para recuperar tu libido y volver a las noches de sexo pasional y de placer?

Si te estás haciendo estas preguntas es probable que también estés considerando tomar algún medicamento que te ayude, o quizás prefieras los denominados suplementos naturales, que se supone son eficaces y generan menos efectos colaterales, aunque esto no necesariamente es así.

Uno de los suplementos más conocidos que se utiliza para este fin es el ginseng. Estas hierbas contienen suplementos activos denominados ginsenosides y muchos otros compuestos. Se cree que proporcionan energía y pueden mejorar el humor de las personas. De ahí que se diga que tienen efectos sobre el deseo sexual tanto de los hombres como de las mujeres.

Otro suplemento dietético que eligen algunos es la L-arginina, un aminoácido que el cuerpo necesita para realizar varias de sus funciones, como mejorar la inmunidad y producir óxido nítrico (que dicen genera un efecto similar al del Viagra. Por cierto, etc. aminoácido se encuentra naturalmente en las carnes rojas, en las carnes de las aves y en los lácteos.

Se ha detectado que la L-arginina mejora el flujo sanguíneo del pene y la Natural Medicines Comprehensive Database clasifica la eficacia de este aminoácido como “posiblemente eficaz” para tratar los problemas de erección. De todos modos, hay que tener cuidado ya que puede interactuar con otros medicamentos, especialmente con aquellos para combatir la hipertensión.

Del mismo modo, deben tener cuidado con la L-arginina quienes tomen Cialis, Levitra o Viagra (o nitroglicerina, un medicamento para el tratamiento de angina de pecho), ya que puede reducir la presión arterial súbitamente (de golpe). Por todo esto, no es aconsejable que tomes L-arginina sin consultar a tu médico.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala