Actualizado hace: 1 hora 51 minutos
PEDRO VINCENT BOWEN
Y DESPUÉS DE LA ASAMBLEA… ¿QUÉ?

Ver repleto el auditorio mayor del Palacio Municipal de Manta, en donde se toman las decisiones vitales para el desarrollo de la ciudad-puerto, me causó emociones encontradas.

Domingo 18 Agosto 2013 | 00:00

Estar en el edificio construido por mi padre, estremeció mi corazón. Y recordar que en este mismo escenario, compartí muchas horas con ilustres ciudadanos: dos ocasiones en calidad de concejal y otras dos, como secretario municipal, me provocó nostalgia.
Pero (el infaltable), también sentí cierta decepción, porque en el acto convocado por el alcalde Jaime Estrada, para analizar los problemas que aquejan al Puerto, recordé ese quiasmo tan popular que dice: “Ni son todos los que están, ni están todos los que son”.
Me explico: Faltaron a esta histórica cita, algunos líderes y también las cabezas de los gremios más importantes, cuya presencia se estimaba necesaria, no sólo para darle más peso al acto, si no para conocer sus opiniones y sugerencias de los pasos que se deben dar para enrumbar el destino portuario que ha perdido la brújula al vaivén de decisiones que se toman entre quitus y huancavilcas.
Y tal como era de esperarse, se dijo de todo y se sugirió de todo, aunque no se concretó lo más importante: ¡Nombrar una comisión del más alto nivel de representatividad manabita para viajar a Quito a decirle cara a cara a S.M. Rafico I, lo que Manabí aspira para su puerto!
Dicha delegación llevaría en carpeta dos petitorios básicos hasta Carondelet:
1.- Que para acelerar los procesos de asignación de recursos y la contratación de las obras que le hacen falta al Puerto, se lo declare en emergencia. Porque esta es la vía más rápida, dentro del aspecto legal, para contratar dragas, comprar grúas, reforzar muelles y ensancharlos, prolongar el espigón y construir dos muelles más para los buques de gran capacidad de carga y calado que muy pronto comenzarán a surcar los mares.
2.- Que para evitar confrontaciones inútiles entre los puertos ecuatorianos, mientras los vecinos (Perú y Colombia) se adelantan con sus puertos con suficiente operatividad para dar servicio rápido y eficiente a sus usuarios, nuestro gobierno disponga lo que más convenga a los intereses del país, zonificando el manejo de carga que entra y sale, y de acuerdo a las condiciones geográficas, ambientales, calados, corrientes y vientos marinos, infraestructura actual, áreas de influencia social, etc.
Mi sugerencia final: Ignorar a Nebot. 
No perder tiempo y energías ocupándonos de lo que haga o diga, porque todos sabemos que su única intención en este tema, es mantenerse en las pantallas con fines políticos a sabiendas de que su tiempo está llegando a su fin.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala