Actualizado hace: 3 horas 35 minutos
CRISIS
Suben a 578 los muertos por tensión en Egipto

El Ministerio de Sanidad informó ayer, que al menos 578 personas murieron y más de 4.200 resultaron heridas en los disturbios del miércoles en Egipto, generados tras la operación policial lanzada para desmantelar las acampadas de los islamistas.

Viernes 16 Agosto 2013 | 00:00

 El portavoz de dicho departamento, Mohamed Fathalá, apuntó a la televisión egipcia que el mayor número de fallecidos en El Cairo se registró en la acampada de los seguidores del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi en la plaza de Rabea al Adauiya, donde 578 personas murieron. 

Después que los enfrentamientos se extendieran por todo el  país, el gobierno decretó  un toque de queda nocturno en la mitad del país y el estado de emergencia en todo Egipto durante un mes.   
El ministerio egipcio del Interior afirmó que ha dado instrucciones a sus fuerzas para que empleen munición real para afrontar cualquier ataque contra las instituciones gubernamentales y los efectivos del orden.
En un comunicado, el Ministerio apuntó que ha tomado esta decisión "a la luz de los ataques terroristas de los Hermanos Musulmanes contra instituciones y la policía, sus intentos de apoderarse de armas y el corte de caminos para sembrar el caos".
Explicó, que sus fuerzas harán cumplir la ley "con todos los medios para proteger el país e impedir agresiones y ataques contra la ciudadanía y las propiedades públicas".
 
DESPEDIDA. Entre lágrimas y rezos, miles de seguidores del depuesto presidente Mohamed Mursi se congregaron en la mezquita de Al Imán, en el este de El Cairo, donde despidieron a sus fallecidos.
Decenas de cadáveres envueltos en sábanas blancas estaban hacinados en ese y otros templos del país, según confirmaron fuentes de los Hermanos Musulmanes, grupo en el que militaba Mursi hasta acceder a la Presidencia en junio de 2012.
En la cairota plaza de Rabea al Adauiya, el principal bastión islamista donde estaban las tiendas de campaña arrasadas, la mezquita también fue objeto de las llamas y presentaba un aspecto desolador entre los escombros que las excavadoras se afanaban por retirar. En paralelo, se ofició el funeral oficial por los 43 policías que murieron en los disturbios, a la ceremonia acudió el ministro egipcio de Interior, Mohamed Ibrahim y otras autoridades.
Al menos 525 personas murieron y más de 3.717 resultaron heridas, tras la operación policial lanzada la víspera para desmantelar las acampadas de los islamistas, según las últimas cifras del Ministerio de Sanidad.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala