Lunes 24 Noviembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 28 minutos
DESTACADAS

Sí se puede, cuidar el petróleo

Sábado 01 Julio 2006 | 21:02

Todos los ecuatoranos estamos concientes de la gran labor colectiva que ha significado la acción y ejemplo de nuestra selección, que con unión, sacrificio, dedicación y espíritu de lucha logró lauros deportivos, que han levantado la autoestima de nuestro pueblo, tan venida a menos por la manera de administrar el país una clase política que muy poco pensó en la entrega hacia los demás; trabajando para grupos de privilegio se repartieron entre muy pocos el bienestar generado por la riqueza petrolera, en desmedro de la mayoría, que hoy nos debatimos en una escasez que para grandes sectores disminuye hasta convertirse en pobreza que duele y afrenta.

La justicia, la historia, y el ejercicio democrático deberá de sancionar a estas castas que privilegiaron su riqueza antes que el desarrollo sostenido de sus connacionales. Y por eso en estos momentos, cuando estamos ante un nuevo boom petrolero, como corolario de lo acontecido ante la aprobación de la nueva ley de hidrocarburos y la sanción aplicada a la Oxi, y se esgrime el ingreso de 1.200 millones más de dólares a las arcas del estado, y cuando el Gobierno anuncia una llamada agenda de inversión de estos recursos, que no estaban presupuestados con antelación, tiene que nacer una gran conciencia nacional y una preocupación extrema por parte de todos los ecuatorianos para que con estos recursos frescos que son del pueblo, se cumpla por fin y realmente con aquella muletilla de “sembrar el petróleo”, pero no en los bolsillos de los vivos de siempre, sino en aquellas inversiones primordiales de la llamada deuda social, como es salud, educación, comunicación vial, seguridad ciudadana que con planes bien elaborados, correctamente aplicados y sobre todo honestamente administrados, se concrete un cambio estructural que alivie la miseria y falta de trabajo, que son los problemas más lacerantes de todo el país. Nada de gastos burocráticos ni armamentistas, nada de prebendas de clase ni compadrazgos políticos, uso ético de cada dólar invertido, ya desde el estado central o de consejos provinciales y municipalidades; instauración de urgentes veedurías ciudadanas que efectúen seguimiento a cada contrato de la índole que fuere, nada contratado a dedo, ni siquiera bajo la figura de emergencias acomodaticias, todo transpartente, basta de “aceras y bordillos” y “lastrados urgentes” que sólo han sido tapaderas para picardías, levantemos ciudadanos el ejemplo deportivo como bandera reivindicadora para el buen uso del petróleo que es nuestro, para un nuevo sendero de esperanza y mejoramiento nacional.

+ NOTICIAS

No a la literatura

Vicente Espinales Tejena | 04:00 “Nadie, le hizo conocer al señor Vicepresidente, que Manabí es una potencia cultural”.

La boda del año…

Melvyn O. Herrera C. | 04:00 “ Este matrimonio aglutinó a unos 800 invitados”.

Pensando en la sociedad y su democracia

Childerico Cevallos Caicedo | 04:00 Hay que vivir en sociedad, bajo el gobierno de las leyes dictadas por los ciudadanos bajo el imperio de la democracia. Por ello la importancia de, en los comicios electorales, elegir bien a quienes sepan el real y profundo significado de lo que es la libertad, la república, con equilibrio mental, experiencia y conocimientos de la igualdad y fraternidad.

Oportunidad perdida en lo laboral

Editorial de El Diario | 04:00 Ecuador ha perdido la oportunidad de modernizar su marco legal laboral, absolutamente obsoleto y muy poco eficiente al momento de normar las relaciones de trabajo. Es un desperdicio tener a un presidente como Rafael Correa, con un liderazgo tan fuerte y con una Asamblea Nacional a su favor, y no emprender en las necesarias reformas debido a la ausencia de un verdadero diálogo nacional entre el gobierno, los trabajadores y los empresarios, que ayude a establecer una mejor relación que impulse a un mayor desarrollo social.

Literatura Campesina o Montubia de Manabí

YURI HERNÁNDEZ MENDOZA | 04:00 Con este título quiero escribir mi pequeño mensaje de congratulación, al reconocimiento cultural concedido a nuestra querida provincia por el antropólogo guayaquileño Don Wilmer Ordóñez Iturralde, en su colección del estudio del Folklor, tradiciones y costumbres de la costa ecuatoriana, en la cual se contempla a Manabí, en las brillantes ediciones de la editorial Mar Abierto de la Universidad Laica Eloy Alfaro de Manta.

Chone: Inmigración e influencia al medio (2)

Enrique Delgado Coppiano | 04:00 El Asia, principalmente China, aporta con la presencia de los apellidos Wonsang, Minchong, Champamg, Chang, Fallú, Luey, Kuffó, García y Guzmán, pero estos dos últimos, que pese a ser sus poseedores netamente chinos, por razones posiblemente de inmigración, adoptan apellidos españoles.

Este gobierno no es partidario de la mentira

Carlos Marx Carrasco | 04:00 Este gobierno reconoce los distintos tipos de trabajo lícito y digno, que aportan a la producción nacional, al punto que las amas de casa estarían generando el 15 % del Producto Interno Bruto (PIB). Se está confundiendo, dicen que aquí hay un maquillaje, que esto ya había.

Buscamos es sensibilizar al Gobierno

Édgar Sarango | 04:00 “Lo que buscamos es sensibilizar al Gobierno y avanzar en la construcción de un proyecto que sea coherente, de un proyecto en la que estén garantizados los derechos individuales y colectivos de los trabajadores.

En defensa del bien público

EDITORIAL | 04:00 Una edificación que sirviera de asiento de una entidad que hace algún tiempo prestara eficiente servicio humano, educativo y de corrección social en la provincia, está a merced de la acción del tiempo, aparentemente por causa del atraso en la atención oficial, por la acción depredadora de los antisociales y de los oportunistas ocasionales que van llevándose lo que piensan no interesa a nadie. Se trata del local que durante muchos años sirvió de base a la escuela correccional juvenil llamada Francisco Pólit Ortiz, en el sitio Pimpiguasí, parroquia Calderón, de Portoviejo, por larga temporada dirigida por el fallecido arzobispo Francisco Vera, con resultados satisfactorios.