Actualizado hace: 15 minutos
Ignacio Navia Moreira
¡Clases de candidatos!!

Cada período de elecciones el tablero electoral presenta candidatos de todos los calibres. Para su análisis los he agrupado en 4 categorías: Los “experimentados”, los “aventureros”, los “outsiders” y los exprés; el pasado 5 de junio escribí sobre los “exprés”, ahora intentare referirme a las categorías restantes.

Viernes 09 Agosto 2013 | 00:00

“Experimentados”. Estos cuentan con el capital político de una estructura que los acompaña campaña tras campaña; acreditan el plus del conocimiento del terreno político, esto deriva en un mayor y cuidadoso “cálculo” de sus pasos y con mayor aplomo analizan el escenario electoral y trazan las estrategias a tomar de acuerdo a las circunstancias y escenarios de su conveniencia. Por los años en el mapa electoral tienen a su haber relaciones y contactos que facilitan sus objetivos. A los experimentados se los divide en  2 subcategorías, “los quemados” y “los rescatables”, a los unos la factura de sus abusos e incapacidades los condena constantemente cual camaleón a cambiar de color con frecuencia, y a infructuosamente buscar votos con renovados discursos. Mientras los “rescatables” aunque mantienen vigencia y poco desgaste no son de los buscan ser considerados, generalmente son “peleados” por sus “memorables gestiones”.
En la orilla contraria de estos “cancheros” encontramos a los “outsiders” y a los “aventureros”, casi se los podría confundir, pero las diferencias saltan a la vista, el “outsider” pelea el terreno del antisistema por no participar del mismo, generalmente al contrario del “aventurero” éste representa el papel de un producto político bien planificado, un candidato cuasi perfecto porque así se lo ha proyectado, no es que aparece súbitamente como el “aventurero” quien se motiva e impulsa por su improvisación y la euforia de sus acompañantes, el “outsider” está bien asesorado, cuenta con las herramientas políticas y comunicacionales para ser “vendido” como “salvador”, lamentablemente algunos se ganan el calificativo de inexperimentados y “fofos” pues sus artificiales y empaquetados discursos y planteamientos los desnudan. 
Hay una categoría que no cuadra en las tradicionales, ésta es la de los “diferentes” su nombre los describe, motivados por las P´s del progreso se preparan con anticipación en el ámbito de su futura responsabilidad, son probos en sus acciones su vida respalda sus palabras, no son señalados por nada solo por el ejercicio de sus valores, nadie los maneja arman su visión de cambio con proyectos propios, no se los encargan a otros cuentan con un banco de conocimientos, hormonas y experiencia que los avala e impulsa a desarrollar cuantas soluciones a tantas dificultades haya que hacerle frente, 
porque la vida los ha edificado proactivos y guerreros. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala