Actualizado hace: 3 horas 38 minutos
Isabel Vinueza García
EVALUACION A MAESTROS

El sistema educativo acéfalo es una decadente realidad, piensan que mientras más les hacen madrugar a los niños es mejor, piensan que calificar las mejores notas a las mejores memorias es calificar la inteligencia, piensan que pedir más libros más cuadernos y más materiales los hace mejores, nada más alejado de la realidad.

Jueves 08 Agosto 2013 | 00:00

Teresa de Calcuta enseñaba a los niños más pobres a leer y escribir en la tierra y no pedía nada más que la presencia de los niños que hasta descalzos aprendían, esta gran mujer tenía grandes y satisfactorios resultados además todos los niños la querían mucho.
Hay maestros de escuela que desconocen en su totalidad lo que es la psicología infantil, incapaces de identificar si un niño está enfermo o quiere ir al baño; osadamente en su ignorancia piensan que los niños mienten, arremeten contra los estudiantes una y otra vez, mientras que hay otros que cuando llega algún beneficio para los estudiantes, favorecen tan solo al que les caen bien, al que les cae mal no le dan nada.
Hay una formula bastante práctica de evaluar a los maestros y es de acuerdo a las notas que tienen sus estudiantes, la formula es la siguiente:
Estudiantes con malas notas = pésimos maestros
Estudiantes con medianas notas = Maestros mediocres
Estudiantes con excelentes notas = Maestros excelentes.
El buen maestro se las ingenia para que todo lo que enseña a sus estudiantes lo aprendan con toda facilidad, sin la menor complejidad y sin tantos materiales.
Por su parte, aquel que es un mal maestro hace que cualquier materia fácil se vuelva difícil  e inentendible, pide tantos materiales y a la final con nada le entienden.
Muy bien por los maestros excelentes que si los hay.
Recientemente escuché de un niño índigo que había perdido 2 veces el año estudiantil, pero, oh sorpresa, era un niño superdotado índigo con capacidades sobrenaturales. 
¡Cómo diablos se explican estos extraordinarios fenómenos! 
Claro, las mentes pequeñas son incapaces de entenderlo, peor de explicarlo; los más inteligentes ya lo entendieron hace rato.
Ojala se fomenten cambios radicales y trascendentales en el sistema educativo.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala