Actualizado hace: 8 horas 29 minutos
José pico mendozA
Una agricultura familiar

Me es gratificante sentarme junto a mi hijo y platicar sobre su futuro; y como es normal, va la pregunta de rigor: ¿Qué quisieras ser cuando seas adulto?

Miércoles 24 Julio 2013 | 00:00

Su respuesta, llena de ingenuidad: Una profesión donde no tenga que estar mucho tiempo lejos de casa; donde pueda salir al patio,  cosechar los tomates y pimientos, cuidar la naturaleza y a los animales.
Y coincido con él, porque es posible hacerlo. En la actualidad existen muchos modelos de producción, desde los que fueron desarrollados por nuestros ancestros hasta los actuales cultivos de laboratorio. Solo basta tener una pequeña intención e ingenio para lograrlo. 
Podemos hacer agricultura en la terraza de nuestras casas, balcones, patios y  reutilizar materiales que comúnmente lo desechamos, como botellas de plástico, llantas de vehículos, tarrinas  etc, etc.  
Al reciclar estos materiales, además de proteger el ambiente contribuyes  fomentando  modelos de producción saludables y eficientes, mostrando que es posible y accesible para todo el mundo, cambiando la visión y el enfoque  mercantilista que se tiene de la agricultura por una actividad de trabajo en conjunto, desde tu núcleo familiar llena de pasión por poder generar tus propios alimentos. Solo se necesita una pisca de voluntad y un pequeño esfuerzo por hacerlo. 
Es común y frecuente escuchar  buenos discursos sobre los avances científicos en el campo agrícola, que llegas a pensar si con esta tecnología podríamos disminuir considerablemente el hambre en el mundo.  
Pero la pregunta es: ¿Puedo acceder a ella? Difícil, pero posible. Claro, siendo dependiente de programas de capacitación, beneficiario de algún proyecto, campañas; o cuando se establezcan políticas gubernamentales estimulando programas a favor de las personas que realmente lo necesitan. 
Y es tanto así que FAO expone la hambruna mundial, pero su rango de acción es limitada. Entonces, por qué no optar por un modelo de producción que nos dote con lo necesario para satisfacer nuestras necesidades, convirtiéndose en una verdadera alternativa para todos los hogares desde la súper mansión hasta los pequeños departamentos. Y lo más relevante aún, compartir una actividad productiva, básica y necesaria, con las personas más importantes que un ser humano posee: La familia.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala