Lunes 15 Septiembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 28 minutos
Jaime Enrique Vélez

+ ARTICULOS

ECUADOR Y SUS RELACIONES INTERNACIONALES

POR Jaime Enrique Vélez

Miércoles 03 Julio 2013 | 00:00

Históricamente nuestro país no ha destacado extraordinariamente en el ámbito internacional, recordemos grandes triunfos deportivos de los “cuatro mosqueteros” que ganaron en Perú un torneo de natación; Pancho Segura igualmente, en el tenis; la destacada actuación de Jorge Delgado Panchana en el panamericano de 1972; José Cedeño Barre, campeón mundial en artes marciales; Rolando Vera, en la san Silvestre de Brasil; Jefferson Leonardo Pérez Quesada, único campeón olímpico; Liga de Quito, ganador de un Copa Libertadores; la selección nacional de fútbol con sus dos mundiales; y por allí una que otra actuación honrosa de otro equipo o deportista .

Todo lo antes dicho se antepone a la realidad que el país vive por estos días, toda la atención del mundo se centra en esta nación, que prácticamente ha desafiado a las grandes potencias mundiales que eran respetadas al máximo hasta hace pocos años, porque ellas imponían su poderío y jerarquía muchas veces a la fuerza o con chantajes amenazantes a los pequeños y empobrecidos  países  que, como el nuestro, sucumbían ante la preponderancia  del poderoso.
Desde hace poco más de un año, la embajada ecuatoriana en Londres está ocupada por el australiano Julian Assange, el fundador de wikileaks; ha buscado refugio en ése suelo que goza de total extraterritorialidad, bajo la aceptación del gobierno ecuatoriano que lo mantiene en buen custodio para que no caiga en manos de la justicia sueca; y así también de los EE. UU que lo requieren para juzgarlo por supuestos delitos sexuales y otras infracciones  de los que se los acusa. 
Edward Snowden divulgó al mundo información secreta y confidencial del gobierno gringo, este hecho le ha costado su puesto en la CIA y también ser declarado como traidor a su patria, razón por la que se encuentra prófugo y ha solicitado asilo al Ecuador.
Estos acontecimientos han incidido negativamente en la las relaciones diplomáticas de ambos países; y si bien es cierto que el Ecuador renunció a la Ley de Preferencias Andinas y Erradicación de la Droga – ATPDEA – era seguro que al vencimiento muy próximo de dicho acuerdo, EE.UU. le quitaba esta exoneración arancelaria. 
La eliminación de estos aranceles para varios productos que se exportaban hacia ese mercado afecta internamente la economía nuestra, obligará a los exportadores a buscar nuevos mercados  internacionales y a trazar nuevas metas comerciales para resarcir perdidas. Mientras ello ocurre,  miles de obreros se pueden quedar sin faenas. Al final pierden los empresarios, los obreros  y pierde el gobierno.
 

OTROS COLUMNISTAS