Jueves 27 Noviembre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 2 minutos
DESTACADAS

Ecuador rechaza radares chinos y estudia ofertas

Sábado 04 Mayo 2013 | 12:17

El Gobierno de Ecuador anunció hoy que rescindirá un contrato para adquirir radares de vigilancia área de fabricación china, que ya se encuentran en el país pero que no funcionan por desperfectos de origen.

Así lo anunció hoy el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en su habitual informe de los sábados, en el que aclaró que estudia ofertas de Francia, España e Italia para adquirir nuevos radares.
Correa lamentó que ciertos medios de prensa hayan empezado una "campaña" mediática sobre la supuesta ausencia de vigilancia y control del espacio aéreo nacional y se preguntó: "¿Cuándo ha habido defensa aérea en el país?".
Contó que al inicio de su gobierno, en enero de 2007, "no había ni helicópteros" operativos en las Fuerzas Armadas y señaló que en su gestión se ha adquirido una flotilla de aviones "Supertucanos", de fabricación brasileña, supersónicos sudafricanos "Cheetah" y helicópteros indios "Druv".
Recordó que entre 2008 y 2009 Ecuador contrató unos radares chinos "que han tenido fallas" y que por ello ya se ha comunicado a los proveedores sobre la terminación del convenio para adquirir los aparatos.
"Vamos a ejecutar garantías y se están estudiando ofertas de Francia, España e Italia para, en dieciocho meses tener, por fin, radares nuevos y un sistema de defensa completo", remarcó el mandatario.

+ NOTICIAS

Empresas colombianas buscan invertir en el país

Infraestructura | 04:00 Varias empresas colombianas están interesadas en participar en proyectos de infraestructura petrolera en Ecuador por un monto de hasta 150 millones de dólares, reveló Guillermo Freire, gerente de Movimiento de Crudos de la empresa privada OCP Ecuador, dedicada al transporte de crudo.

Correa: “Ecuador votó en contra de los procedimientos”

| 04:00 El presidente Rafael Correa aclaró la decisión de Ecuador respecto a la votación de ante la Organización de las Naciones Unidas ante una resolución que planteaba llevar supuestos atentados a los derechos humanos de Corea del Norte ante la Corte Penal Internacional (CPI).