Actualizado hace: 17 minutos
Dos asuntos del puerto…
Dos asuntos del puerto…
Por: Melvyn Herrera
melvynherrerac@hotmail.com

Lunes 15 Abril 2013 | 00:00

El uno es macro y el otro local, no por eso poco importante. El primero está por convertirse en leyenda nacional e internacional por los vericuetos que sufre el puerto de aguas profundas de Manta (ahora se sabe ya no tan profundo) con una concesión fallida, mejor dicho abandonada, enredada y aún no finiquitada, a lo que se agrega un nuevo concurso, igual de fallido, quizás por lo anterior; con positivas declaraciones al más alto nivel que no terminan de materializarse; con -a ese nivel- desacuerdos del destino mismo que se le dará a ese portento natural desperdiciado a costa del bolsillo de todos los ecuatorianos; con un disimulado pero advertido divorcio conceptual y/o quizás de otra índole, entre las primeras autoridades de la ciudad y la administración de Portuaria; con lógica emigración a otras plazas -donde si florece la actividad- de empresas, transportadores, operarios y más actores humanos del hacer portuario en desmedro de la región, la que ahora labra su progreso con la pesca, el comercio y el turismo.

Todo esto permite que la comunidad compruebe lo que hace rato se nota: Falta de decisión política. Para expresarme mejor acudo al proverbio: “Mucho ruido y pocas nueces”. ¿Hasta cuándo Manabí y el Ecuador mismo -porque el puerto es manabita al servicio del país- soportan la sangría económica que por lo anotado padecemos? Aquí juegan la política y sus intereses, principalmente uno de los mayores activos de este hacer, los votos; en Manta y Manabí entero no contamos -como en otras regiones- con los votos suficientes como para exigir o atraer a quienes deben cumplir las ofertas que paradójicamente favorecen a la patria toda, que son: El puerto de aguas profundas, transferencia o multipropósito (¿en qué mismo quedará?); el aeropuerto internacional; la vía Manta-Manaos; la primera Zona Especial de Desarrollo Económico-ZEDE; la Refinería del Pacífico y otras, hasta ahora sueños… El otro asunto es la permuta de los terrenos e instalaciones del coliseo y piscina del malecón por otros mucho más extensos y modernos, donde empresarios privados ya construyeron los locales en reemplazo, confiando pienso, en instrumentos legales suscritos con el GAD; iniciativa a la que ahora le aparece oposición con variados argumentos hasta legales, tildando lo hecho de improvisado, inmediatista y antitécnico. Esto amerita a más de concienciación ciudadana por los beneficios que la urbe recibiría, un definitivo pronunciamiento de las autoridades informando a la población con la seguridad y transparencia de toda índole que todos los actos y obras públicas deben exhibir.    

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: