Actualizado hace: 1 hora 7 minutos
SALUD
Una mezcla peligrosa, pero que está de "moda"

Las bebidas energizantes son una potencial ‘bomba’ si se mezclan con alcohol, explicó el neurólogo Fabián Yánez.

Lunes 15 Abril 2013 | 00:00

 
El energizante al mantener el organismo alerta evita los efectos directos del alcohol, que es un depresor del sistema nervioso, retarda la aparición de sueño o disminución de reflejos, y la persona puede seguir bebiendo más tiempo, comentó Yánez.
Francisco (nombre protegido), universitario de 20 años, se autodefine como consumidor de bebidas energizantes, sobre todo en época de exámenes, competencias deportivas y ‘ciertas situaciones’ que no detalla. 
Los fines de semana acude con sus amigos a fiestas privadas o discotecas, donde baila y toma varios tragos preparados con energizantes y licor. Se llena de tal vitalidad y es capaz de bailar toda la noche.
Dice no haber sentido ninguna reacción negativa por la ingesta de las bebidas. Pero al instante duda y confiesa que su corazón suele palpitarle más deprisa, sus manos sudan y el cuerpo tiembla. “Algunas veces no recuerdo ciertas cosas que hago de lo ‘happy’ que me pongo”, dice Francisco.
Para el médico cardiólogo Harold Cedeño la mezcla de estas bebidas las considera mortal. "puede haber crisis de ansiedad o eventos cardiovasculares como arritmias con aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia) en niveles inicialmente tolerables, pero que luego pueden desencadenar en insuficiencia cardíaca o infarto al corazón y provocar hasta la muerte”, comentó Cedeño.
 
MÁS. La nutricionista Anny Arango señala que su peligro no solo radica en las combinaciones que se hacen con estas bebidas ricas en cafeína, sino en las acumulaciones que se generan. “Durante el día se consumen otros productos que tienen cafeína como las gaseosas, chocolate y café, lo cual ya es un exceso, sin contar con que algunos le adicionan otros estimulantes como las anfetaminas y drogas ilegales. Son combinaciones letales cuyo daño es acumulativo”, enfatiza Arango.
 
DETALLES.  Las mujeres embarazadas, personas con problemas cardíacos, niños y diabéticos no deben ingerirlas. En Inglaterra, Alemania, España y Austria, son los mayores consumidores de estas bebidas a nivel mundial, su venta no está restringida; sí lo está en Francia, Dinamarca y Noruega. En estos últimos solo se adquieren en farmacias.
En Manabí algunas personas han fallecido por consumir esta mezcla. Es así que los médicos recomiendan moderación y cuidado con estas bebidas.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala