Actualizado hace: 38 minutos
Sociedad
Hay más divorcios en este año

Toda ruptura es dolorosa, normal es que afecte y que recuperarse no sea fácil; entonces, se debe buscar ayuda para no tomar malas decisiones, dice el psicólogo Pedro Saldarriaga.

Domingo 14 Abril 2013 | 00:00

Actualmente las cifras por divorcio han aumentado en relación al año anterior. Diariamente se divorcian  de uno a dos matrimonios,  de 30 a 60 al mes, en comparación al 2012, cuando se daban de 20 a 25 divorcios mensualmente.
En los cuatro meses que han transcurrido en este año, hay casi la mitad de divorcios del año anterior. Hay 160 divorcios hasta abril, y en el 2012 hubo 396 divorcios en total, según las estadísticas del Registro Civil de Portoviejo.
Diego Serraño contó su historia. “Desde el inicio mi relación fue un espejismo, era lleno de amor, de detalles, palabras bonitas, de mensajes de texto a cada instante, todo parecía perfecto, a cada momento quería pasar con ella. A los cuatro meses todo comenzó a cambiar. La rutina afectó mis sentimientos y quería nuevas experiencias, darle un cambio a mi vida", manifestó. Luego vino la separación. "Mis amigos me contaron que a ella le costó un poco la ruptura. Ahora, después de dos años, es feliz con una persona que la valora. Eso es lo que cuenta", afirmó.
Ante una ruptura, las parejas dolidas se confunden intelectual y emocionalmente, se crea un círculo de preguntas y respuestas, muchas veces hay insomnio, dice Saldarriaga. 
Pasos. Saldarriaga comenta que existen tres pasos fundamentales ante una ruptura.Ruptura de las parejas 
PROBLEMAS DE LAS PAREJAS JÓVENES
"no es malo Volver a creer y a confiar, pero deben hacerlo con honestidad"
Entre los problemas que existen en una pareja están los conflictos permanentes originados por la falta de madurez emocional de uno de ellos o de ambos, la misma que se caracteriza  por la inseguridad, excesiva dependencia mutua o de algún familiar, ya sea por el padre o madre, escasa autonomía, celos, entre otras manifestaciones, asegura el psicólogo Isaac Mendoza.
Además, también afecta el escaso conocimiento mutuo y de sí mismos. En algunos casos no se ha dialogado lo suficiente, ni se sospechan cuáles son  los intereses, expectativas y proyectos de vida más profundos del cónyuge.
Primero, reconocer que está afectado. Segundo, intentar recuperarse, respetando sus emociones y llorando si es necesario. No es aconsejable contar los problemas, mientras más gente conozca el tema, es más presión.
Y tercero, si no se siente recuperado, debe buscar ayuda profesional.
Isaac Mendoza, psicólogo, cita que ante una ruptura no deben de buscar culpables ni hacerse las víctimas.         Deben de analizar juntos las causas, buscar solución y siempre dialogar. Aprender de la experiencia, buscar ayuda profesional cuando sea necesario y perdonar para aliviar el dolor.
CLAVES. Antes de casarse deben de saber cómo es el mundo real del otro, conocer el círculo social, aceptarse y aceptar al otro tal cual es, comenta Mendoza. Además, el ser sincero  es fundamental, conversar y llegar a acuerdos sobre cómo vivir su sexualidad, cuántos hijos y cómo van a educarlos.  Ya casados, la confianza y diálogo es lo más importante.
En el caso de un matrimonio no es correcto tomar la decisión de divorciarse cuando aún están enojados, las decisiones deben tomarse con calma, ya que un divorcio implica no solo la afectación de la pareja sino también de los hijos, explica Saldarriaga.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala