Actualizado hace: 23 minutos
Al Maestro con respeto
Al Maestro con respeto
Por: Enrique Delgado Coppiano

Sábado 13 Abril 2013 | 00:00

Todo aquel que en un momento dado sintió por obligación o vocación de enseñar a otro lo que su experiencia, estudio o sapiencia guardaba en su intelecto, en diversos campos de la actividad humana, se convirtió en maestro, y con mayores méritos si ésta acción se dirige a niños y jóvenes, otra generación, que a su vez volverá a instruir labrando el mejoramiento colectivo. Madres y padres son los primeros maestros que entregan todo de sí a su prole, abnegados los que dedican su vida a la noble tarea en la escuela primaria, en los ciclos secundarios o en los claustros universitarios, el hombre jamás deja de aprender y el maestro jamás deja de enseñar. Confucio, Buda, Jesucristo fueron maestros cuyas enseñanzas son eternas y universales.

 
En nuestra patria, Alfaro “el libertador” implanta el laicismo y con ello la obligación para que mujeres y hombres se instruyan sin discrimen, con igualdad de oportunidades, y el país da pasos decisivos en su modernización. Los normales cumplen sus tareas y miles de compatriotas abrazan la profesión de enseñar, su vendimia ha sido altamente positiva para el pueblo ecuatoriano. Por ello la historia señala un día luminoso en el calendario patrio para brindar un tributo de admiración a todos los docentes: 13 de Abril consagrado como Día del Maestro Ecuatoriano. Loor a todos los que imparten conocimientos con responsabilidad, entereza y sacrificios.
Más,  así mismo tenemos que como colectividad reconocer la realidad del magisterio nacional, evocar sus luchas permanentes por mejores  condiciones para su árdua y meritoria labor, sea en el mejoramiento de locales, aulas e implementos didácticos, para que su tarea sea efectiva, modernizada y eficaz ante los avances tecnológicos del siglo XXI, y que la escuela y los sistemas lleguen a todos los confines del país, y las remuneraciones permitir una subsistencia digna para cada docente. 
El profesional didacta tiene que tener su nombramiento seguro y el trato de servidor público estable y  no sujeto a contratos que pueden quedar insubsistentes. Igualmente, los docentes secundarios y universitarios a los que hoy se les exige títulos de nivel superior tienen que tener  el tiempo, facilidades y apoyo económico para poder cumplir con los nuevos requerimientos, más no tratar de desecharlos por años más si sus facultades físicas están intactas y prestas a seguir enseñando como lo hicieron toda su vida. Destacados sabios y estadistas dieron sus más eficaces frutos y acciones en la estela luminosa de sus años dorados: Sócrates, Einstein, Churchill, Golda Meir, Mahatma Ghandy, confirman ésta aseveración. Salud maestros en vuestra acción.
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: