Actualizado hace: 12 minutos
Distribución
Sectores de Manta estarán cinco días sin agua

Una veintena de sectores de las parroquias Manta, Tarqui y Eloy Alfaro, no han tenido agua potable desde el pasado domingo.

Jueves 11 Abril 2013 | 00:00

La escasez ha sido originada por tres roturas presentadas en la antigua línea de conducción, de 450 milímetros (mm), que nace en la toma Azúa  y recorre las avenidas 4 de Noviembre y de La Cultura, hasta los tanques de Santa Martha. 
Mientras, en la nueva línea de interconexión Azúa-Colorado-Circunvalación-Santa Martha la dotación del líquido fue paralizado ayer seis horas, desde las 02h00 hasta las 08h00, por la turbiedad. 
Los daños en la antigua línea se ubican cerca al reloj público, en la calle 101 de Tarqui (sector puente a desnivel), y el tercer daño  en la avenida 24 de Mayo. Las reparaciones  ya están en marcha y estarían listas mañana, según información del departamento técnico de la Empresa Pública Aguas Manta (Epam). 
Reclamos. Ante esta escasez, ciudadanos como Juan Medina y Luis Chávez, habitantes del barrio 15 de Septiembre, se preguntan qué pasó con la nueva interconexión Azua-Colorado -Santa Martha que impulsaría 20 mil metros cúbicos de agua al día para atender la escasez. Actualmente está línea sólo genera cinco mil metros cúbicos de agua al día, que son distribuidos  entre San Mateo y el sector de Sí Vivienda.
En el centro de Manta la mayoría de los barrios que dependen de la antigua tubería de 450 mm, entre ellos el 5 de Junio , Miraflores, 8 de Enero, 15 de Septiembre, parte de Santa Martha, Las Acacias, Los Algarrobos, entre otros, sufren la falta del líquido vital. Los moradores que no tienen aljibes ya empezaron a sufrir la escasez,. 
Igual situación sufren los barrios altos de Tarqui y de  la parroquia Eloy Alfaro, donde se acentúa la falta de agua, puesto que sólo la reciben cada 8 y 15 días. 
Jennifer Murillo, habitante de la calle 10 y avenida  31 del barrio Santa Martha, dijo que desde el domingo no reciben agua. 
"Han pasado cinco días y  aún no solucionan el problema; mientras tanto, nosotros padecemos la falta de este elemental servicio, pues toca comprar agua a los tanqueros, que demoran en atendernos, porque la escasez va en aumento en la ciudad", dijo la mujer.
Jaime Santana, habitante de la ciudadela Universiataria, también expresó que en su casa no recibe agua desde hace seis días.
José Basantes, comerciante de Tarqui, aseveró que este sector no sufre la escasez de agua, pero si le afecta los daños presentados en la avenida 101. 
"Es increíble ver como la Epam entierra y desentierra ciento de mieles de dólares. Aquí hace menos de 8 meses que se cambio la tubería de agua y se pavimentó con hormigón la calzada y ahora lo destruyen", mencionó al referirse a la calle 101.
Epam. Patricio Zevallos, técnico de Epam, expuso que los daños son imprevistos. "Esta tubería era de conducción, pero ahora por su vetustez sólo se la utilizará para distribución", recalcó. Agregó que usarla para la conducción es exponerla a más roturas, porque el agua va con más presión. 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala