Actualizado hace: 11 minutos
Conflicto
Corea del Sur está lista para responder ataques

Corea del Sur contraatacará rápidamente ante cualquier ataque de Corea del Norte, advirtió la presidenta surcoreana, Park Geun-hye.

Martes 02 Abril 2013 | 09:55

Según varios medios estadounidenses, Estados Unidos ha ordenado desplazar un destructor con capacidad de interceptar y destruir misiles y una plataforma móvil con un radar, ante las amenazas de Norcorea.

Corea del Norte indicó que la región está al borde de una guerra nuclear a raíz de las sanciones que Naciones Unidas impuso por su prueba nuclear y por una serie de ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur. Pyongyang, cuya economía es más pequeña de lo que era hace 20 años, parecía dar pasos para abordar su apremiante necesidad de inversión mediante el nombramiento de un reformador en el cargo de primer ministro, aunque la medida principalmente afianza el control de la dinastía gobernante Kim sobre cargos clave.

Corea del Norte indicó el pasado sábado que estaba entrando en un “estado de guerra” con Corea del Sur en respuesta a lo que denominó los ‘hostiles’ ejercicios militares que se realizan al sur de su frontera.
 
“Si hay alguna provocación en contra de Corea del Sur y su pueblo, debe haber una respuesta firme (...) sin ningún tipo de consideraciones políticas”, manifestó ayer la presidenta Park al ministro de Defensa y funcionarios de alto rango en una reunión.
Corea del Sur ha cambiado sus reglas de combate para permitir que las unidades locales respondan de inmediato a eventuales ataques, en lugar de esperar autorización de Seúl.
Norcorea endureció su retórica a principios de marzo, cuando EE.UU. y las fuerzas surcoreanas comenzaron ejercicios militares anuales que involucraron vuelos de bombarderos en una sesión de práctica, lo que provocó que Corea del Norte pusiera a sus unidades de misiles en estado de alerta.
Estados Unidos también envió aviones de combate F-22 el pasado domingo para participar en los ejercicios. Estos aviones ya fueron desplegados en Corea del Sur en el 2010.
La intervención de Park se produjo inmediatamente después de una reunión del gobernante Comité Central del Partido de Trabajadores norcoreanos, donde el líder del país Kim Jong-un rechazó la idea de que Pyongyang utilice el desarrollo de su programa nuclear como moneda de cambio.
“Las armas nucleares (norcoreanas) no son bienes para obtener dólares y no estarán (...) puestas sobre la mesa de las negociaciones destinadas a obligar al Norte a desarmarse”, dijo Kim citado por la agencia oficial KCNA.
“Corea del Norte parece una broma, pero no lo es”, indicó ayer el diario El País, en un artículo en el que analiza la estrategia clara de construir misiles balísticos intercontinentales, que han dejado “bien claras” las intenciones del régimen.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala