Actualizado hace: 5 horas 22 minutos
Vaticano
Vigilia pascual

El papa Francisco ofició ayer en la Basílica de San Pedro del Vaticano la Vigilia Pascual. En el acto administró los sacramentos del Bautismo, la Confirmación y la Primera Comunión a cuatro adultos procedentes de Italia, Albania, Rusia y Estados Unidos.

Domingo 31 Marzo 2013 | 00:00

 
La Vigilia Pascual o "Lucernario" es uno de los ritos más antiguos de la liturgia y se celebra el Sábado Santo que San Agustín llamó "madre de todas las vigilias", en alusión a la espera de la Resurrección del Hijo de Dios. Al rito asistieron unas diez mil personas, treinta cardenales y decenas de obispos y sacerdotes. 
 
acto. La ceremonia comenzó en el atrio de la Basílica vaticana, donde Francisco bendijo el fuego nuevo y encendió el Cirio Pascual, símbolo de Cristo, "Luz del Mundo". Después, comenzó la procesión hacia el altar mayor, en medio de una total oscuridad y silencio en el templo, iluminado poco a poco con las velas de las miles de personas que llenan la Basílica, encendidas con la llama procedente del Cirio Pascual. Siguiendo una tradición de la Iglesia primitiva, en la que los catecúmenos (adultos que aspiran al bautismo) eran bautizados en la noche de la Vigilia Pascual, Francisco, revestido con ornamentos blancos, administró los tres sacramentos de la iniciación cristiana a los cuatro catecúmenos adultos. Se trata del italiano Maurizio Stefano Pilati, de 23 años; el albanés Ismaili Kleant, de 30 años; el ruso Yevgueni Strókov, de 30, y el estadounidense de origen vietnamita Anthony Dinh Tran, de 17. En la noche en la que la Iglesia celebró la "madre de todas las vigilias", el pontífice, de 76 años, dijo que con la resurrección de Cristo nada es igual en la vida de los hombres y en la historia de la humanidad, que la resurrección es la victoria sobre el pecado, sobre el mal, sobre la muerte, sobre todo lo que oprime la vida, y le da un rostro menos humano. 
El Papa argentino quiso que  la Vigilia Pascual que presidió durara menos de lo habitual, unas tres horas, ya que simplificó la lectura del Antiguo Testamento. Esta ceremonia, denominada la liturgia de la luz, empezó a oscuras con el Papa y los sacerdotes vestidos de blanco.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala