Actualizado hace: 10 minutos
Luis Enrique Villafuerte
Atención para los jubilados

Digo lo que siento y escribo lo que pienso. Así comienzo explicando mi estado emocional, con mi derecho inalienable de la libre expresión que no tiene fronteras en el uso y beneficio de este don eternamente otorgado desde el mismo inicio de la vida.

Jueves 28 Marzo 2013 | 00:00

Se concibe este derecho en el alma y corazón que nace y se deshace en los que pensamos dotados de inteligencia para expresar con nuestros labios y dirigir sobre el papel el fruto de nuestros sentimientos. El uso y control de los medios que usa la humanidad pensante para el ejercicio de la libre expresión no consta ni constará en ninguna ley impuesta por nadie que goce de este derecho, concedido por el Dios supremo e impregnado por siempre en el espíritu justo y creador de todo ser humano, donde todos tenemos como punto de partida, nuestra conducta y comportamiento, tributos naturales en el control de todo lo que constituye el ser creativo de la condición humana; facultada para ejercer este derecho con el total respeto a la mutua dignidad personal que tiene vigencia natural y eterna de todo y para todo.
Anticipo estos conceptos expresados con la tinta de mis sentimientos demostrar con el respeto a cualquier y toda autoridad gubernamental la total insatisfacción personal que como ciudadano ecuatoriano, longevo, jubilado, retirado y marginado por la exclusión de los servicios de beneficencia que presuntamente otorga este Gobierno divulgando a través de radio, prensa, televisión y los abortos publicitarios inventados en las tarimas sabatinas, los suntuosos, modernos y efectivos servicios del Instituto Ecuatoriano de Inseguridad Social, el estatus actual de mi salud controlada por los servicios humanitarios del IESS es “0”, cero, óigalo bien señor director general Ramiro González, el “call center” predica diariamente no hay citas, no hay fechas abiertas, los médicos dicen “no hay medicinas, compre afuera!!”.
Como ciudadano y adulto mayor exijo y demando atención médica hoy!!! No después de 60 días y cuando esto se cumple no hay medicamentos en las farmacias del IESS prescritas por especialistas que también dicen “no hay”, borre y va de nuevo es la cantaleta diaria del “call center”... con respecto a mi condición de afiliado, a quien acudo sin temor a ser considerado rebelde por pedir lo justo, humano por buscar alivio para mi salud octogenaria, acaso exigir con justicia es un acto terrorista como hoy se considera al necesitado. Hasta cuándo, excelentísimo señor Presidente, tendremos que oír el lacerante discurso sabatino y cuando se baje de la tarima podamos oír a un mandatario, a un gobernante con pantalones para servir a los que ya no pueden... los adultos mayores.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala