Actualizado hace: 36 minutos
REALIDAD
Manabí sin agua potable en invierno

El invierno, que es sinónimo de lluvias, agua, crecida de ríos, en Manabí también es indicativo de cortes del servicio de agua potable en casi todos los cantones.

Lunes 25 Marzo 2013 | 00:00

Ana Guillén, moradora del sector Milagro de la parroquia Riochico, comenta que la semana pasada no tuvo el servicio de agua en ese lugar.
Menciona que en el invierno, el problema de desabastecimiento eventual del líquido en el lugar obliga a los vecinos a adquirir bidones o tanqueros y hacer un gasto extra.
Además detalla que ha notado que en varias ocasiones, cuando llega el agua, ésta tiene sedimentos o está turbia.
"En mi casa nos hemos enfermado del estómago, creemos que se deba a que a veces el agua llega sucia", dijo la moradora.
Francisco Zúñiga vive la misma realidad en la ciudadela Briones de Portoviejo.
Relata que el servicio en su domicilio es regular, pero llega sólo por las noches.
"A veces cortan el agua pero no tarda mucho", dice.
Causas. Fabricio Villavicencio, director técnico de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Portoviejo (EPMAPAP) indicó que el servicio de agua potable en ocasiones es irregular en el invierno porque las represas se alimentan de nuevos afluentes a causa de las lluvias, que sobrepasan la capacidad de embalse. "Todo esto hace que se arrastre palizada, lodo y lechuguines a las represas. Lo que  hacemos es parar los equipos y realizar una limpieza para que éstos no colapsen", indicó.
El funcionario explicó que en lo que va del año se han hecho 6 cortes del servicio en la planta Cuatro Esquinas, pero que es una situación que se vive en las otras plantas que hay en Manabí porque éstas no cuentan con un sistema óptimo de captación de agua cruda con altos niveles de turbiedad.
Explicó que las plantas de la provincia soportan sólo 1.500 NTU (Niveles de turbiedad), y explica que en invierno se han registrado en Cuatro Esquinas hasta 10.000 NTU, "que es prácticamente lodo que llega a la planta", detalló.
Acciones. Villavicencio explicó que la semana pasada hubo una paralización en la planta Cuatro Esquinas por motivo de las  lluvias.
Añadió que cuando hay un  corte del servicio, que dura casi 8 horas,  aproximadamente 30.000 portovejenses se quedan sin agua.
Hace varios días 800.000 manabitas no tuvieron el líquido por motivo de las lluvias porque varias plantas detuvieron su trabajo.
 
En las represas se realizan mantenimientos en invierno.
En la EPMAPAP explicaron que para prevenir que hayan más cortes del servicio de agua, antes de la llegada de las lluvias se realizan mantenimientos preventivos en las plantas de tratamiento como limpiezas de filtros y cantadores, pero a pesar de estos trabajos, el colapso del sistema es inevitable. Febrero es,  por lo general, el mes donde hay mayores niveles de turbiedad.
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala