Miércoles 30 Julio 2014 | ACTUALIZADO HACE: 19 minutos
Migrantes

Más de 44 mil ecuatorianos recibirán la nacionalidad española

Martes 19 Marzo 2013 | 10:45

Un total de 238.820 extranjeros, más de la mitad de América Latina, recibirán la ciudadanía española en los próximos meses después de que se hayan aprobado sus peticiones de nacionalidad, según datos hechos públicos por el Colegio de Registradores de la Propiedad de España.

Por nacionalidad, el grupo más numeroso de nuevos españoles son los procedentes de Ecuador, con 44.436 personas, seguidos de Colombia (39.671), Marruecos (29.839), Perú (22.588) y Bolivia (20.930).
Estas solicitudes se habían acumulado desde 2009, por lo que el Ministerio español de Justicia llegó en junio del año pasado a un acuerdo con los registradores para que estos las digitalizaran y llevaran a cabo su tramitación, proceso que se inició el pasado mes de diciembre.
Según explicó a los medios el vicedecano del Colegio de Registradores de Madrid, Antonio Tornel, los nuevos ciudadanos tienen aún que jurar o prometer la Constitución en el Registro Civil, por lo que deberán esperar algunos meses más antes de recibir su nuevo Documento Nacional de Identidad (DNI).

Los requisitos que se exigen a los extranjeros que no pertenezcan a países miembros de la UE para solicitar la ciudadanía incluyen la residencia legal continuada durante un cierto número de años (según se haya acordado con su país de origen), no tener antecedentes penales y cobrar un sueldo o un subsidio de desempleo.  


+ NOTICIAS

Ecuador y Perú analizan "hoja de ruta" para cooperación en gas y petróleo

Quito | 16:41 Altas autoridades energéticas de Ecuador y Perú se reunirán mañana jueves en las islas ecuatorianas de Galápagos para analizar experiencias que les permitan elaborar una "hoja de ruta" de cooperación en materia de gas y petróleo.

Informe alerta sobre justicia independiente

Informe | 04:00 El informe “Independencia judicial en la reforma de la justicia ecuatoriana”, realizado por el jurista Luis Pásara, se presentó ayer con el aval de la Fundación para el Debido Proceso (DPLF, por sus siglas en inglés).