Actualizado hace: 54 minutos
“CON VISTA AL MAR”
“CON VISTA AL MAR”
Por: Xiomara Navas Carbo

Viernes 14 Diciembre 2012 | 00:00

Una carretera a lo largo de la playa desde La Boca hasta Bahía, dibujada sobre papel parece inofensiva y como argumentan sus gestores serviría para incentivar el turismo en la zona.

¿Pero cuál es la realidad? 
Según los planos del contratista la carretera de aproximadamente 12 metros de ancho se construiría sobre la playa, desde San Clemente hasta Bahía, cortando en ciertos tramos la montaña. Una vía de cerca de 50 kilómetros de largo, emplazada en trechos sobre la arena y en cercana exposición a los flujos del mar es seguramente un proyecto oneroso no solo en lo que respecta a la construcción, sino también al mantenimiento ulterior.  
El efecto más desafortunado de esta costosa obra es la pérdida y/o disminución de las playas, que han sido y son el atractivo principal para el turismo nacional y extranjero. Playas junto a las cuales han crecido pueblos como San Jacinto y San Clemente que durante décadas han acogido con su calidez y tradiciones a un sinnúmero de visitantes. Poblaciones que se verían directamente afectadas por una autopista que atraviese sus playas.  
¿Es válido destinar tanto dinero para una carretera que deteriora el atractivo principal del turismo y que además no responde a ninguna necesidad inminente de las poblaciones aledañas? Necesidades prioritarias de estas poblaciones son por ejemplo los servicios básicos, la seguridad o la mejora de caminos vecinales pero no una nueva carretera hacia Bahía sobre todo existiendo ya una buena vía hacia dicha ciudad. 
Me parece que el fanatismo de que la costanera sea “con vista al mar” deja fuera de mira alternativas más económicas y provechosas para un turismo responsable y, avizora tan sólo el usufructo de pocos.  

Una alternativa menos costosa, más productiva e incluyente sería: por una parte, habilitar rutas desde el actual carretero hacia las playas (rutas que también beneficiarían a los pequeños agricultores / moradores rurales) y, por otra parte, vigorizar sensatamente la infraestructura turística en San Jacinto y San Clemente. De esta manera se podría preservar el valor insustituible de estas playas aún naturales, donde – sin la contaminación y el peligro de una autopista – se podrían desarrollar puntos turísticos con ese encanto prístino cada vez más escaso en el mundo.  

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: