Viernes 31 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 22 minutos
DESTACADAS
Tecnología

El iPhone 5 no convence al 80 % de internautas chinos

Jueves 13 Septiembre 2012 | 09:25

El nuevo teléfono inteligente presentado ayer por Apple, el iPhone 5, no convence a los usuarios chinos, según una encuesta realizada por la mayor red social del país asiático, Weibo -similar a Twitter-, en la que el 80 por ciento de los consultados descartaron querer comprar el aparato.

La encuesta, que sigue abierta y en la que hasta hoy han participado más de 40.000 personas, ha sorprendido con un ligero 20 por ciento de potenciales compradores, en una población que suele recibir con entusiasmo la llegada de los productos de la marca de la manzana.

Tras la presentación del nuevo móvil, muchos usuarios quedaron "decepcionados", según se aprecia en múltiples comentarios que aluden a las altas expectativas que los amantes de Apple tenían en el nuevo iPhone.
"Me ha desencantado su diseño", comentó un joven en la red social, mientras que otro afirmó que "en el iPhone 5 no hay sorpresa ni progreso".
Otros, lejos de huir de la marca estadounidense, apuestan por el modelo anterior del teléfono inteligente, más barato: "ahora que lo he visto (el iPhone 5), compraré el 4S".
Hoy, un día después de que Apple desvelara su apuesta, más de 60 millones de usuarios habían multiplicado sus comentarios respecto al teléfono inteligente en Weibo.
A pesar del poco entusiasmo mostrado por los internautas chinos, la mayor página china de ventas por internet, Taobao, se ha apresurado en poner a la disposición de los consumidores un sistema de reservas para comprar el iPhone 5, cuando salga a la venta en Hong Kong, el 21 de este mes.
En China continental, como es habitual, el producto de Apple se hará esperar. El anterior llegó a Pekín tres meses después de su lanzamiento, y hasta 120 días tuvieron que aguardar los pequineses por el nuevo iPad.
Por el momento, el precio al que se puede adquirir en internet oscila alrededor de los 6.000 yuanes, unos 158 dólares más caro que el estipulado por Apple, pero, eso sí, saltándose la cola nocturna que les tocó hacer el día en que el iPhone 4S salió a la venta en Pekín.