Viernes 31 Octubre 2014 | ACTUALIZADO HACE: 28 minutos
DESTACADAS
Real madrid

Cristiano está triste y hay revuelo

Miércoles 05 Septiembre 2012 | 00:00

"Me siento triste", dijo Cristiano Ronaldo. Con esas palabras, el jugador estrella del Real Madrid viene atrayendo la atención propia y extraña desde hace días.

El portugués, un jugador fantástico -una velocidad de carrera de casi 30 k/h y su disparo de derecha desde media distancia supera los 100 k/h- tiene todas las condiciones para ser el mejor y estar feliz por ello, pero hay escollos que no logra superar.
 
 alarma. Si un jugador de fútbol ganador de un Fifa World Player (año 2008) entre otros grandes galardones personales, una Liga de Campeones de la UEFA, que lleva 310 goles contando sus actuaciones en el Sporting de Lisboa, la selección portuguesa, el Manchester United y el Real Madrid dice que se siente mal, hay que prestar atención.
Y eso hace Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, que ha prendido las alarmas y ahora todo el club blanco está pendiente del vaivén anímico del genial futbolista portugués.
 
 misterio. En declaraciones periodísticas y preguntando por el origen de su angustia, este jugador -nacido en isla Madeira el 5 de febrero de 1985 (27 años), de 1,86 metros de estatura y 80 kilos de peso- dijo que se trata de algo "profesional". 
Las voces a favor y en contra del deportista y su estado anímico están a la orden del día. "A Cristiano le están dando su propia medicina", dijo Ángel Torres, presidente del Getafe español. "Tiene que ser menos egoísta", añadió. Desde Argentina, ese rival -no admitido por ninguno de los dos- que es Messi, ha salido a desmarcarse: "No tengo nada que ver con lo que dijo Cristiano", aclaró la Pulga.

Una nota del periódico Sport insinúa que Cristiano se siente relegado en la cancha y en el vestuario, que no se siente respetado ni agradecen sus goles. Para colmo, en Facebook el jugador ha dicho que sus males no tienen que ver con dinero. En medio de todo esto y pescando a río revuelto, el Manchester City inglés prepara una oferta de unos 160 millones de dólares para comprarlo.<