Actualizado hace: 20 minutos
POLÍTICA
Cuestionan la división electoral de Manabí

La distritalización electoral de cara a los comicios del 17 de febrero del 2013, no solo ha dividido a Manabí en dos polos electorales, sino que también ha dividido criterios entre actores de diversos campos.

Miércoles 22 Agosto 2012 | 00:00

El Consejo Nacional Electoral (CNE) aprobó, en sesión ordinaria del 19 de agosto pasado, las nuevas circunscripciones electorales de Manabí, Guayas y Pichincha. La primera quedó divida en dos distritos; la segunda y tercera en cuatro.
En el caso de Manabí se escogerán nueve asambleístas, 4 por el distrito norte y 5 por el sur (ver gráfico).
 
Criterios. Kausman Quiñónez, asesor político, y la asambleísta de Gobierno, Soledad Vela, coinciden en que esta vez la división no se impuso desde el centralismo, sino que fue socializada y resuelta, en el caso de Manabí, en esta misma provincia.
En contra de la división está, por ejemplo, el asambleísta del PRIAN, Tito Nilton Mendoza, quien considera inconstitucional la distritalización, porque explica que en la Carta Magna se dice que se eligirá a asambleístas nacionales y provinciales, y no distritales. Con él coincide el legislador de Sociedad Patriótica, Richard Guillén, quien alerta sobre los riesgos de una división provincial. Por su parte, el analista económico Víctor Muñoz manifiesta que se pudo hacer una mejor subdivisión.
“En la distribución no hay beneficio, la división en distritos electorales es inconstitucional porque los asambleístas ya no van a representar a la provincia, sino a la circunscripción en que son elegidos. El que se elige en el norte representará a esa zona y el que se elige en el sur hará lo mismo”, explica.
Mendoza enfatiza que “los manabitas no vamos a tener 9 asambleístas, sino que una parte de Manabí tendrá 4 y la otra 5”, expresa.
De acuerdo a lo que expresa Muñoz, la división que hizo el CNE fue discreta y primaron los cálculos políticos y beneficios partidistas.
Muñoz lamenta no haber estado en la socialización del proyecto, sin embargo dice que debió haber sido únicamente entre los partidos políticos, cuando esa discusión debía darse a nivel de ciudadanía.
Vela, en cambio, sostiene que la división que se hizo en Manabí fortalece los liderazgos, que antes sólo tenían Manta y Portoviejo y uno que otro cantón.
Asegura que la división se la hizo con criterio técnico y desde todo punto de vista descarta inconveniencia en la separación de tres cantones que conforman el valle del río Portoviejo, como son Rocafuerte, que quedó en el circuito Norte, mientras que Portoviejo y Santa Ana en el sur.
“No ha habido desmembración, había que hacer una división poblacional y equilibrada, y así se lo hizo, el tema fue debatido en Manabí y fueron los actores políticos de la provincia los que decidieron”, afirma.
Quiñónez considera que con la división que se hizo Manabí gana en el 100%. Además recalca que la división fue socializada a todos los niveles, la última que se hizo ganó con 12 votos.
“Estoy satisfecho porque la zona más deprimida era la del Sur, pero hoy queda reforzada con la presencia de los dos polos de desarrollo que son Manta y Portoviejo en zona central, de esa manera vamos a elegir cinco asambleístas. Tenemos también a Montecristi y podemos elaborar una agenda política, para socializarla con el circuito del norte y en un parlamento conjunto presentar las propuestas”.
 
"DIVISIÓN". El asambleísta Guillén manifiesta que la división se hizo con la finalidad de acercar al electorado con su asambleísta.
Guillén cree que para los candidatos pluripersonales se reducen sus recorridos y trabajo. 
"De lo que sí deberá preocuparse el Gobierno Provincial de Manabí es de destacar un trabajo que favorezca la unidad provincial. Cuidado esto de la distritalización sea un pretexto para dividir", advierte.<.
 
Paredes defiende división
Sobre el tema de la distritalización electoral, el presidente del Consejo Nacional Electoral, Domingo Paredes, ha venido expresando que la subdivisión pretende romper el esquema de que en una sola ciudad de la provincia acapare la representación política.
“Por ejemplo, en Manabí se rompe el peso que tenían antes Manta y Portoviejo, que ponían todos los asambleístas. Ahora quedan dos bloques donde van a haber representantes de parroquias antes marginales, son dos circunscripciones con nueve asambleístas, cuatro los elegirán los sectores del norte y cinco los del sur”, precisó Paredes.
Paredes también ha justificado los criterios empleados en la división al señalar que se tomaron en cuenta “parámetros técnicos de contigüidad entre cantones, aspectos demográficos, extensión territorial y la cercanía geográfica. Además, factores sociológicos y culturales”, expresó.<
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala