Actualizado hace: 8 horas 33 minutos
SUICIDIO
A pescador que se ahorcó le pusieron un ataúd con el escudo de Barcelona

Miguel Rodrigo Hurtado Chila, un pescador de 25 años de edad, nunca dio señales de que no quería seguir viviendo.

Martes 21 Agosto 2012 | 00:00

El sábado arribó hasta San Mateo, parroquia de Manta, para visitar a una familia con la que vivió siete años.

Hace tres meses se marchó a trabajar a Guayaquil, pero este fin de semana decidió visitar a sus allegados.

Saludó a todos y después se puso a tomar unos tragos con sus amigos.
El domingo en la noche, siendo las 19h30, dijo que se iba a dormir, contó Elena Franco, dueña de la casa.
Minutos después descubrieron su cuerpo colgado con una soga desde una viga. 
La Policía se hizo presente en el lugar de los hechos, una vivienda ubicada al pie del cauce del río San Mateo.
Los agentes quisieron aplicar el procedimiento en estos casos, pero fueron impedidos por los moradores del inmueble, quienes se opusieron a que se realice el levantamiento del cadáver.
La idea era trasladar su cuerpo a la morgue del cementerio Parques del Recuerdo para que le realicen la autopsia
 
Dolor. Ayer el cadáver de Hurtado fue velado en la misma casa en la que se quitó la vida.
Su cuerpo fue puesto en el interior de un ataúd que tenía  en la tapa un escudo del club Barcelona de Guayaquil. 
Hoy sus restos mortales serán llevados por su madre a su tierra natal, Esmeraldas, para ser sepultado.
Miguel Hurtado estaba comprometido y no tenía hijos.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala