Actualizado hace: 2 horas 2 minutos
MáS O MENOS IMPUESTOS
MáS O MENOS IMPUESTOS
Por: Walter Andrade
wandrade17@yahoo.com

Lunes 20 Agosto 2012 | 00:00

Hace muy poco escuché un comentario de alguien que admiro a propósito de las elecciones presidenciales en EE.UU. Decía este escritor, periodista y profesor, características de quien aludo en esta nota, algo más o menos así: “las elecciones en esta nación radican básicamente en convencer al electorado sobre cómo y cuantos impuestos se cobrarían: Barack Obama desea más sobre los ricos y Matt Romnney menos. Eso es en esencia”. También agregó que este debate lleva 200 años: “dos de los padres fundadores de la nación, Hamilton y Jefferson, también tenían diferencias sobre el tema y el núcleo de sus divergencias era lo mismo que los candidatos debaten ahora”. Pero hacía notar que nadie, ni los que creen en más o menos impuestos, cuestionaba el sistema. Es decir que “el capitalismo como modo de crecer una sociedad nunca se puso en duda.

Lo que se buscaba en esos lejanos años como ahora es una manera de perfeccionar el sistema para que el conjunto reciba más.”
En este contexto, el presidente Obama ha dicho una y otra vez que su opositor, Romney, lo que busca, en caso de ganar a las elecciones,  es favorecer a los más privilegiados de la sociedad a través de menos impuestos perjudicando a la clase media que es la que más contribuye a la generación de empleo, de riqueza y sobre todo es la gran mayoría de la población. Pero agrega que  la falta de justicia impositiva  no permite al gobierno contar con más recursos para cumplir las obligaciones del gobierno con la sociedad. Romney dice que no. Que son los excesos de gastos de un gobierno federal dispendioso, amigo de ser generoso con plata ajena, lo que provoca no solo el incremento del déficit sino también que es culpable que se promueva la idea, siempre subyacente en un estado gastador, que depender del gobierno es bueno, que hace bien a todos.
 

Como se puede notar, los impuestos  constituyen armas para disparar el crecimiento si se cree en una sociedad donde la iniciativa particular tiene asidero. . Es verdad que el Estado necesita recursos para proveer servicios indelegables: seguridad interna y externa, salud para los más desvalidos, etc,etc, pero también es cierto que un exceso de impuestos es quitar combustible a una locomotora como para obligarla a que ande más lenta. Hay que buscar el equilibrio entonces para que un Estado  ofrezca lo que tiene que ofrecer pero que no desaliente a los ciudadanos. Este es el dilema. 

  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala

Recomendadas para ti: