Actualizado hace: 7 horas 17 minutos
CIUDAD
Malla urbana está frenada

En el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial del cantón no se ha considerado una extensión de la malla urbana, simplemente porque faltan áreas que consolidar, indicó Ángel Rivera, líder de la unidad municipal que elaboró el documento.

Lunes 20 Agosto 2012 | 00:00

De esa manera, en el plan se ha proyectado que hasta el 2026 la malla urbana será la misma, entrevió Rivera, además de insistir que mientras haya mayores superficies no consolidadas no se puede extender, porque le costaría más a la municipalidad en torno a la expansión de servicios básicos, los cuales tampoco alcanzan con su cobertura el perímetro actual, manifestó.
Sin embargo, el director municipal de Planificación, Gustavo Granizo, informó que su departamento de Proyectos prevé empezar hoy un estudio para determinar la posibilidad de extender la malla urbana hacia zonas no agrícolas; en este caso, tentativamente hasta el entorno de la estación de peaje, en la vía a Manta, aseveró.
En cuanto a servicios básicos, el gerente de la Empresa Pública Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (EPMAPAP), Íder Moreno, anunció que hay estudios de una segunda fase del Plan de Agua Potable, que incluye ampliar la cobertura hacia zonas altas de las parroquias San Pablo, Francisco Pacheco y Andrés de Vera; además, sectores específicos como El Guabito, El Florón y La Piñonada.
Esta nueva fase tiene un cálculo presupuestario de 12 millones de dólares, monto que se comenzará a gestionar en el 2013, una vez listo el primer proyecto.
Igual, esta ampliación del servicio de agua potable está prevista dentro de la malla urbana actual. Para el sistema de alcantarillado no hay extensión proyectada, comentó Moreno.
En ese sentido se confirma la teoría de Rivera, de que los servicios básicos aún no cubren las necesidades dentro de la malla actual; por ejemplo, en la segunda y tercera etapa de la ciudadela Universitaria se está consolidando el sistema integral de alcantarillado. 
 
 consolidación. Jimmy Polanco, miembro de la Unidad del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial del cantón, señaló que de 62 mil predios actuales de la urbe portovejense, el 40 por ciento (24.800 predios) está disponible para ser ocupado.
Entonces, la ciudad tiene un 60 por ciento de su territorio edificado, con 37.200 predios ocupados.
Polanco expresó que son 4.716,54 hectáreas de consolidación urbana, que tienen 14 zonas censables.
Entre estas zonas, las que tienen un alto nivel de consolidación, entre los asentamientos humanos y las viviendas, son Los Tamarindos, El Guabito, El Florón y el casco central.

Para el efecto hay explicaciones. Rivera y Polanco recordaron que en El Florón, en un terreno hay 2 ó 3 casas, lo que provoca un hacinamiento. En fin, en espacios donde caben seis casas hay 20, complementaron. Por su parte, en Los Tamarindos se sintetiza una realidad de los programas habitacionales accesibles, donde las casas o departamentos son pequeños y muchos, de 6 por 15 metros de extensión, y aglutinan bastante gente.< 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala