Actualizado hace: 4 horas 42 minutos
PORTOVIEJO
Dieron el último adiós a Julio Sabando Córdova

Un numeroso grupo de personas acompañó ayer el féretro de Julio Andrés Sabando Córdova hasta el cementerio general de Portoviejo.

Domingo 19 Agosto 2012 | 00:00

Sabando fue secuestrado el 5 de julio y el viernes recién se encontró su cuerpo, enterrado en la zona rural de Montecristi.
Según la Policía, Sabando fue asesinado por un problema de faldas el mismo día de su secuestro.
Hay cuatro detenidos por este delito.
La misa de cuerpo presente, que duró más de una hora, se ofició en la iglesia La Merced. El cadáver llegó al templo a las 10h00 desde el domicilio ubicado en la calle Medardo Cevallos.
A la ceremonia religiosa asistieron representantes  y empleados de la Universidad Técnica de Manabí (donde laboraba el occiso), entre ellos el rector Vicente Véliz. Además estuvieron autoridades municipales, exfuncionarios y políticos.
El sacerdote que ofició la misa invitó a la población a la reflexión ante el alto índice delincuencial que afecta a Portoviejo y a Manabí. Al final pidió a la familia afectada que tenga resignación y perdón. 
 
Dolor. Julio Sabando Vélez, padre de la víctima, vestía un traje negro y se lo veía abatido. Su llanto y el de su esposa,  Narcisa Córdova, era imparable.
Evidentemente afectados, ni el exvicealcalde de Portoviejo ni sus allegados quisieron hablar con la prensa.
Quienes sí se pronunciaron fueron otros parientes de la víctima, que se limitaron a decir que en los 43 días nunca perdieron la esperanza de encontrar con vida a Sabando, por lo que el hallazgo de su cuerpo los golpeó.
 
INSEGURIDAD. Varias personas que acompañaron a Julio Sabando Córdova en sus últimos momentos, coincidieron en decir que su muerte es un "duro golpe para la sociedad portovejense". Por ejemplo, Dante Pita, compañero de trabajo de la víctima, dijo que la conmoción se da no solo por quién es el fallecido, sino porque a cualquiera le podría pasar algo tan terrible. 
En las calles de la capital manabita hubo pedidos de unidad frente a la delincuencia.<
 
Correa expresa su solidaridad
En su enlace ciudadano de ayer, el presidente de la República, Rafael Correa, también lamentó la muerte de Julio Andrés Sabando. 
El primer mandatario fue enfático al decir que el Ministerio del Interior, a través de la UNASE y la Fiscalía, resolvieron este caso luego de 43 días, pero que lamentablemente el desenlace fue trágico. Correa hizo un recuento del secuestro de Sabando y de cómo se encontró su cuerpo.  Recalcó los nombres de quienes están detenidos como autor confeso y como autores materiales e intelectuales del crimen. Al mencionar que Sabando murió ahorcado, calificó de miserables a los culpables del crimen. Al final se solidarizó con Julio Sabando Vélez, exvicealcalde de Portoviejo, y con toda su familia. "Un fuerte abrazo a sus padres y a todo Portoviejo, de donde era Julio", dijo.  Correa repitió que por la muerte de Córdova se pagaron ocho mil dólares. La información de este caso fue publicada por páginas gubernamentales, como la del Ministerio del Interior.
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala