Actualizado hace: 3 horas 21 minutos
ee. uu. tampoco reconoce el asilo otorgado a julian assange
El encierro "deprime" a fundador de WikiLeaks

Acostumbrado a moverse a diferentes lugares constantemente, Julian Assange ahora está atrapado en un lugar sin salida. Aunque la sede diplomática de Ecuador en Londres está integrada por doce habitaciones, una pequeña oficina conforma el actual hábitat de Assange. Un espacio en el que debe dormir, asearse y hacer las comidas del día. A diferencia de las delegaciones de otros países, la de Ecuador no dispone de piezas reservadas para que el personal pernocte y la acogida del nuevo inquilino ha debido improvisarse en buena medida. El material de oficina, una cama instalada para la ocasión y una cinta para correr amueblan el cubículo del australiano, quien dispone de conexión a Internet.

Sábado 18 Agosto 2012 | 00:00

 
El activista lleva encerrado, apartado de la luz solar dentro de una habitación "mal ventilada", según el diario británico The Times. 
Pasó más de un año en Inglaterra en la casa rural del adinerado simpatizante de WikiLeaks y periodista Vaughan Smith. Esa vivienda es una mansión campestre en un terreno de 240 hectáreas. El espacio vital de Assange se ha estrechado drásticamente desde entonces.
Los amigos del fundador de WikiLeaks indican que el australiano está "intranquilo" y "tenso", mientras otros aseguran que comienza a sentirse "deprimido".
También creen que está preparado para soportar esta situación durante mucho tiempo, pero cuestionan su salud mental.
De acuerdo con especialistas, la situación en que se encuentra podría tener secuelas psicológicas.
"Está atrapado en tierra de nadie", dijo el profesor de psicología Cary Cooper, que labora en la Universidad Lancaster de Inglaterra.
"Una de las cosas que le causa más estrés a las personas es que no tengan ningún control", explicó. 
"No tiene ninguno. El control está en manos de terceros: el gobierno británico y el gobierno ecuatoriano, no en las suyas".
El especialista dijo que el desenlace más probable, salvo un acuerdo diplomático entre Gran Bretaña y Ecuador, es que el aislamiento y el confinamiento pesen sobre Assange y al final lo hagan salir de la embajada, incluso si eso significa la detención.
"En última instancia, el encarcelamiento social lo orillará a salir", estimó Cooper. "No sé cuándo sucederá, pero creo que va a salir".
 
Correa. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, defendió el asilo diplomático otorgado a Assange y reconoció que podrá pasar un tiempo indefinido en la embajada. 
"El problema es que ellos (el gobierno británico) no van a dar el salvoconducto y el señor Julian Assange puede pasar indefinidamente en nuestra embajada", señaló Correa.
Ayer, Estados Unidos, informó que no reconoce el asilo de Assange. 
“Estados Unidos no forma parte de la Convención de 1954 de la OEA y no reconoce el concepto de asilo diplomático como una cuestión de derecho internacional”, dijo en un comunicado el Departamento de Estado.<
 
OTROS ASILOS
BRASIL  El paraguayo Alfredo Stroessner, vivió en Brasilia desde 1989 hasta su muerte en el 2006. Brasil también acogió como asilados a Raúl Cubas Lino César Oviedo (Paraguay) y Lucio Gutiérrez. <
 
PANAMÁ  Acogió a los expresidentes de Guatemala Jorge Serrano Elías (1990-1993) y de Ecuador Abdalá Bucaram (1996-1997), además del exgeneral golpista haitiano Raoul Cedrás (1991-1994).<
 
COSTA RICA  Es también tierra de asilo. Uno de los beneficiados fue el exvicepresidente ecuatoriano Alberto Dahik (1992-1995), acusado de corrupción en el manejo de "gastos reservados".<.
 
OEA convoca a reunión de cancilleres el 24 de agosto
 
El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos  (OEA) aprobó una propuesta de Ecuador para convocar, el viernes 24 de agosto, una reunión de cancilleres sobre la crisis con Reino Unido.
La propuesta de resolución, que requería una mayoría absoluta de 18 votos para ser aprobada, fue acogida por 23 votos a favor y 3 en contra, los de Estados Unidos, Canadá y Trinidad y Tobago, durante la sesión extraordinaria de la OEA.
Entre los 23 países que votaron a favor estuvieron Guatemala, El Salvador, Ecuador, Costa Rica, Colombia, Chile, Brasil, Bolivia, Argentina, Venezuela, Uruguay, República Dominicana, Perú, Paraguay, Nicaragua, México y Haití.
Tanto Estados Unidos como Canadá señalaron que el asunto debía resolverse de forma bilateral entre Ecuador y el Reino Unido, y la representante estadounidense, Carmen Lomellín, afirmó que la reunión de cancilleres "no va a aportar valor y será incluso dañina para la fama de la institución internacional".
Ecuador ha recurrido, además de a la OEA, a la Alianza Bolivariana de los Pueblos de las Américas  (ALBA) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que han convocado una reunión extraordinaria de cancilleres sobre el asunto para hoy (sábado) y mañana en Guayaquil respectivamente. <
 
Suecia 
Una historia de sexo que se enreda por no usar condón 
 
“La mejor manera de librarse de la tentación es caer en ella”, el  pensamiento del escritor Oscar Wilde lo aplicó Julian Assange, pero sin imaginarse que podía ser el inicio de un conflicto sin resolver. 
La revista Semana de Colombia publica una crónica sobre las relaciones sexuales que mantuvo el australiano con la cubana Anna Ardin y la sueca Sofía Wilen.
La historia comenzó en el verano del 2010, cuando Assange fue invitado como conferencista a un seminario a Suecia, en momentos en que era una verdadera estrella mediática por haber puesto al desnudo los secretos íntimos de Estados Unidos y sus aliados.
 
cubana. Ardin, de 28 años, nacida en Cuba, soltera, amante de la rumba y conocida activista política en Suecia, se mostró solidaria y dijo que ella podía hospedarlo en su casa. Aunque no lo conocía, a todos los organizadores les pareció una buena idea. No solo porque así ahorraban costos, sino que ella podría controlar mejor la agenda del invitado, ya que oficiaba como jefa de prensa del evento. 
Si bien entre los dos ni siquiera habían cruzado palabra, ella ya le había expresado la admiración por su trabajo en varios correos electrónicos: “Te admiro mucho”, “Eres muy inteligente”, “Eres muy valiente”. 
Ella lo llevó a la casa y después de una velada animada, con una cena sencilla y un par de vinos, terminaron acostándose juntos. “Hubo sexo consentido por las partes”, dice la historia. 
A la mañana siguiente, Anna llamó a varios amigos y organizó una fiesta en honor del hombre que había dejado en ridículo al poderoso departamento de Estado de los Estados Unidos al revelar, entre otros, 400.000 documentos secretos sobre la guerra en Irak y 250.000 sobre el manejo de las relaciones exteriores de la superpotencia con otros países. 
 
sueca. En el seminario, Assange conoció a Sofía Wilen, de 20 años, quien también lo invitó a su casa y con la que igual tuvo una noche de sexo consentido. 
Ella, “una mujer que posee un cuerpo muy atractivo”, según la describió Assange, se mostró muy complaciente. Con ninguna hubo violación ni acceso carnal violento, sino relaciones sexuales entre personas mayores de edad.
Assange abandonó Estocolmo y Anna y Sofía conversaron telefónicamente como buenas amigas. En la conversación, confesaron lo vivido y ambas explotaron. Se llenaron de ira y fueron a denunciarlo ante la justicia por “la renuncia del australiano a utilizar condón”. En Suecia este no es un hecho marginal sino un asunto de extrema gravedad, porque la mujer puede reclamar que se atentó contra su cuerpo poniéndolo en evidente riesgo.
Anna, por ejemplo, alegó que durante la relación se les rompió el condón y que ella le pidió que se detuviese, pero que él no se quiso contener y siguió hasta terminar. Sofía calificó la relación de “confortable”, pero especificó que en la madrugada, mientras “estaba medio dormida”, él volvió a penetrarla y que en ese momento “no tenía preservativo”.
La jueza Eva Finné les preguntó que si ambas habían consentido la relación. Ellas dijeron que sí. Entonces desechó el caso. Sin embargo, antes de que fuera archivado por completo, otra jueza lo reabrió con el argumento de que en efecto se le podía procesar por haber hecho “sexo por sorpresa”, que en Suecia es la relación íntima sin preservativo.
Assange viajó al Reino Unido cuando el caso ya estaba tan avanzado que Suecia pidió su extradición. Al principio, él se limitó a decir: “Yo no las violé, hice el amor con ellas”. Pero luego su abogado argumentó que detrás de todo estaba el poder del imperio, en referencia a Estados Unidos.
Para unos eran unas heroínas valientes que mostraban que los hombres no podían hacer lo que quisieran en la cama con sus cuerpos. Para otros, eran unas simples fichas de la Central de Inteligencia Americana (CIA). 
A Anna, por ejemplo, se le investiga ahora con lupa todo su pasado. Se le ha dicho que como cubana es posible que sea una infiltrada de la CIA que desde su posición va derribando regímenes comunistas. Otros le sacaron a relucir un escrito de ella titulado “Siete maneras de vengarse de tu novio”. <
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala