Actualizado hace: 19 minutos
Consternación
Balacera en fiesta termina con 3 muertos

Una fiesta en el sitio 10 de Agosto, de la parroquia Ayacucho, del cantón Santa Ana, terminó en muerte. Tres personas perecieron baleadas cuando apenas comenzaba el domingo.

Lunes 13 Agosto 2012 | 00:00

Las víctimas fueron el policía en servicio activo Stalin Gómez Gómez, de 33 años de edad, y los hermanos Darwin y Fabián Macías Romero, de 26 y 30 años de edad, respectivamente.
 
Los hechos. Liseth Molina, esposa del cabo primero de la Policía Nacional, aseveró que acudieron al lugar para disfrutar de una fiesta en la pista aledaña a la escuela fiscal mixta 10 de Agosto, localizada a 16 kilómetros de la represa.
Al lugar llegaron en compañía de varios amigos y familiares, ya que Gómez es oriundo del sector, e incluso estudió en la escuela mencionada.
Alrededor de las 00h30, y mientras el gendarme se encontraba junto a la pista, fue saludado por varios conocidos y se alejaron para poder dialogar.
Repentinamente se escuchó una serie de detonaciones y el pánico se apoderó de los presentes. La pista en cuestión de segundos quedó vacía y la atención de todos se centró en los exteriores del local, donde, se decía, se encontraban tres muertos.
Molina fue una de las primeras en salir y encontró a su esposo sangrando. "Lo llevamos a un médico en Santa Ana, pero ya estaba sin vida", mencionó la esposa del gendarme. Confirmado el deceso, el cuerpo fue llevado a la casa de la familia, ubicada en la ciudadela San Jorge, en Portoviejo.
 
Desconocido.  Liseth Molina dijo desconocer los motivos que originaron la muerte del padre de sus dos hijos. "A lo mejor quien lo saludó lo sacó para que lo mataran", agregó.
 
 Dolor.  En 10 de Agosto la historia fue similar a  lo vivido en Portoviejo. 
Rostros tristes y lágrimas de los familiares de los abatidos, cuyos cuerpos fueron sepultados ayer mismo.
Darwin y Fabián Macías Romero trabajaban transportando personas y productos agrícolas en la represa. Por eso ayer y como un homenaje a su memoria, las cajas mortuorias fueron sacadas de su vivienda y llevadas en canoa hasta el puerto de la represa Poza Honda.  El Policía, en cambio, será sepultado hoy. <
 
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala