Actualizado hace: 1 hora 56 minutos
Belleza
Goce de una piel joven comiendo frutas y verduras

Dulces y ácidas, de diferentes colores y tamaños, las frutas y verduras son una saludable opción para nuestra mesa, además de que proveen a la piel de una alta cantidad de vitaminas, reduciendo el riesgo de desarrollar las tan molestosas arrugas.

Domingo 12 Agosto 2012 | 11:02

La piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, tersa, sueva, pero fuerte a la vez; es una auténtica barrera protectora del organismo, y como tal debe ser protegida y cuidada para que permanezca hermosa y saludable.
Para la conservación de la piel no es suficiente la variedad de cosméticos que se ofertan en el mercado, la verdadera salud y belleza de ésta reside en lo que comemos y bebemos. 
Una dieta balanceada de frutas y verduras siempre serán la opción indicada para evitar las molestas arrugas y manchas que suelen aparecer en el rostro con el paso del tiempo. 
Las frutas y hortalizas de color amarillo y anaranjado, y las verduras de hoja verde contienen buenas dosis de los precursores de la vitamina A, es decir, de betacarotenos.
Esta vitamina es indispensable para la formación de los tejidos, las mucosas y las células de la piel, y contribuyen a frenar la acción de los radicales libres y, por tanto, el envejecimiento cutáneo.
Es recomendable iniciar el día con una porción de frutas, tales como el melocotón, la papaya y el melón. Este tipo de alimentos son una deliciosa y sana opción para nuestra dieta, nos ayuda a mantenernos activos y sobre todo nutren la piel, dandole más vitalidad.
Por su parte, las verduras como la calabaza, la zanahoria, la acelga, el perejil, el berro, la col y la espinaca son otra opción para cuidar nuestra piel. Estos alimentos proporcionan una alto contenido de hierro y vitamina A, los cuales son esenciales para la regeneración cutánea.
Lo que no debemos olvidar:
1.- Beber Agua: El agua es uno de los elementos vitales para el cuerpo y constituye entre el 70 y el 80% de nuestro peso.
El agua forma parte de la mayoría de los procesos metabólicos y es la fuente de disipación del calor. Es a través del agua que se producen los procesos en los cuales se logra la humectación natural de la piel, por lo cual es fundamental tomar entre 6 y 8 vasos diarios.
2.- Exposición solar: El sol es uno de los mayores enemigos de la piel. Primero porque es el precursor principal  del cáncer de la piel, pero sobre todo porque la reseca, además de ser uno de los principales responsables de la disminución en la calidad y concentración de colágeno tipo III, el más importante al momento de evitar arrugas.
Es recomendable usar un maquillaje con factor de protección solar.
3.-Fumar: El tabaco es uno de los hábitos más nocivos para la piel, debido a que el humo genera vasoconstricción de los pequeños vasos sanguíneos de la piel y acumulación de radicales libres, lo cual entorpece el proceso normal de producción y regeneración de colágeno en las capas de la piel, frenando su reconstrucción y estimulación vital permanente.
4.-Evitar el estrés: La piel es el reflejo del alma, y si ésta se encuentra triste, deprimida o sobre exigida, automáticamente el cuerpo produce la hormona cortisol, que es el causante de las arrugas.
Una dieta rica en verduras y frutas, de la mano de mucha agua, relajación y libre del humo del cigarillo, son la clave para lucir una piel joven y hermosa. 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
  • ¿Qué te pareció la noticia?
  • Buena
  • Regular
  • Mala